El misterio de las piedras rumanas que respiran, se mueven y son capaces de reproducirse

Foto: (Getty)
Foto: (Getty)

 

Un inusual fenómeno natural ha captado la atención de científicos y turistas en Costeti, Rumania. Las piedras vivas, llamadas también Trovants o “piedras que crecen”  en rumano, son un conjunto de formaciones rocosas que poseen una serie de características que las hacen únicas en todo el planeta, reseña Infobae.

Las rocas tendrían una antigüedad de 6 millones de años y habrían empezado a formarse como pequeños guijarros hasta llegar a la colosal medida de 10 metros. Pero no es tan rápido, el proceso de crecimiento según los especialistas sería de mil años para crecer entre 4 y 5 centímetros.

Los científicos diseccionaron algunas muestras y al abrirlas hallaron una estructura parecida a la de los anillos que se forman en los troncos de los árboles, lo que ayudó en el cálculo estimado de algunas rocas.

Hay varias teorías acerca del crecimiento de las inusuales rocas que fueron declaradas monumento de la humanidad por la Unesco:

Los encargados de protegerlas señalan que “están formadas por arena sedimentada de una cuenca formada hace seis millones de años. Junto a las arenas se han acumulado carbonatos en exceso, que cuando llueve presionan a las capas inferiores de sedimentos y las hacen aflorar hacia el exterior creando las protuberancias”.

Hay investigadores que dicen que las piedras pueden “reproducirse e incluso respirar”, aunque destacan que estos procesos pueden darse en una escala muy pequeña, entre dos días y tres semanas por “respiración”.

Pero hay más, estas peculiares formaciones se trasladan en promedio 2,5mm cada dos semanas. Para los especialistas una de las razones está asociada al aumento de la masa en un lado, lo que genera la inclinación.

La falta de respuestas concretas a las numerosas preguntas en torno a las Trovants han generado cualquier tipo de especulación. Algunos consideran que “son formas de vida de silicio con una conciencia propia” y otros hasta ponen en duda su origen.