En menos de 24 horas Conatel abre segundo procedimiento administrativo contra RCR

Foto Archivo
Foto Archivo

 

Este viernes, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, (Conatel), inició un procedimiento administrativo sancionatorio contra la emisora Radio Caracas Radio (RCR) 750 AM, por presuntamente violar la Ley Resorte.

LaPatilla.com

Este es el segundo procedimiento que inicia el ente regulador contra la estación, de línea crítica al chavismo en menos de 24 horas, pues el jueves abrió uno por no transmitir las cuñas del gobierno de cara a las elecciones regionales.

A continuación la nota íntegra emitida por Conatel:

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) inició este viernes 20 de octubre un procedimiento administrativo sancionatorio a la prestadora de servicio Radio Caracas Radio (RCR) 750 AM, por la presunta violación del artículo 27 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos (Resorteme).

CONATEL, de acuerdo a sus potestades de seguimiento, a través de la monitorización de la prestación de los servicios de telecomunicaciones, detectó que en varios programas de su parrilla, esta emisora de radio, sistemáticamente viene difundiendo mensajes que presuntamente podrían infringir disposiciones del artículo 27, numerales 1, 4 y 5 de la Resorteme y podría resultar sancionados de conformidad con los literales “a”, “c”, “g” y “h” del numeral 1 del artículo 29.

El conductor Diego Bautista Urbaneja, moderador del espacio “La Linterna”, transmitido de 2:00 pm a 3:00 pm en esa emisora, en horario todo usuario (Art. 7, numeral 1 de la Resorteme) ha instado a los oyentes a usar armas de guerra y lanzar excremento humano contra los ciudadanos. CONATEL reitera una vez más su total apego a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Orgánica de Telecomunicaciones y la Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, teniendo siempre como norte la realización de todas las actuaciones necesarias para hacer cumplir el marco legal, respetando en todo momento los derechos de los administrados