Familiares de adolescente asesinada en Carapita temen que sea liberado por falta de pruebas

FOTO: Twitter / @Alanzola
FOTO: Twitter / @Alanzola

 

Tras ser capturado en Plaza Venezuela, Rigoberto Eduardo León, el payaso que asesinó a una jovencita de 14 años de edad en Carapita, fue reconocido este viernes por los familiares de la víctima. Sin embargo temen que pueda ser liberado por la alteración de la escena del crimen cuando la comunidad echó abajo la vivienda del sujeto.

LaPatilla.com

El portal web El Pitazo refiere que luego de un primer interrogatorio, el hombre asumió el crimen pero negó haberla violentado sexualmente. Luego de la detención fue presentado en la sede de Policaracas y trasladado a los calabozos del Cicpc de la avenida Urdaneta.

Luz María Salavé, madre de la pequeña reconoció junto a su hijo menor al vecino que hasta hace pocos días se mostraba como un hombre trabajador.

Al salir de la sede policial, los uniformados les informaron que destrozar la vivienda de León y la de un vecino, que sería cómplice, afectó la escena del crimen y ahora hay una serie de pruebas ausentes.

El temor de los familiares aumenta pues no hay rastros de la otra vecinita que vio a León el día del asesinato con una toalla en la cintura y con manchas de sangre. “Parece que la tragó la tierra”, pues su madre la sacó de la zona por temor a represalias en su contra.

“La comunidad le tumbó el rancho por desgraciado. Debe pagar. Además, el domingo ellos ingresaron a su vivienda, colectaron hasta droga y nos informaron que la había asesinado en la cocina, dado que eso es lo que arrojaron sus investigaciones”, dijo el padrastro de Danyerling.