Freider Gandica: Dedicado a mi amado municipio Panamericano

thumbnailFreiderGandica

La historia nos arroja a 1916, donde de 9 hectáreas nació el futuro de todo el corazón de la zona norte del Táchira. Doña Mercedes Contreras de Chacón, oriunda de Colón, fue quien se instaló en estas tierras de progreso, sembrado aquí la semilla del futuro. 25 años más tardes, esas 9 hectáreas se convirtieron en un pequeño vecindario, que crecía a lo largo de la trocal 1, generando cada vez más progreso en estas tierras benditas.

Tan sólo les costó a nuestras tierras fértiles 56 años convertirse en el Dtto Panamericano, quien ya alojaba 2 sectores rurales que se convirtieron en las parroquias que hoy adornan nuestro municipio, hablamos de La Palmita y Coloncito.

La Palmita, con una historia transcendental es tan importante para nuestro municipio como lo es el agua para nuestro cuerpo, pues, cuentan los viejos habitantes de esta parroquia que las líneas históricas escritas allí comienzan cuando personas de la Grita y Pueblo Hondo, bajaban a la parte plana del río Morotuto donde se unían los caminos de los pueblos nombrados. Estos primeros pobladores hacían faenas en busca de casa y techo, el nombre del río se debe a los indígenas Morotuto que hacían vida en las cabeceras del río. En la unión de los caminos había un bosque de palmas de Curuba y cuando se comenzó a construir la carretera panamericana (Troncal 1), se tumbaron quedando sólo tres palmas que a su vez tenían como punto de referencia una palma pequeña que se encontraba a unos cinco metros de un grupo de palmas grandes, ellos se referían a la Palma pequeña como palmita “nos vemos en la palmita” y así fue como surgió el nombre de la comunidad La Palmita. Esta palma se encontraba ubicada en lo que hoy en día es la Escuela Básica Nacional (EBN) de “La Palmita”.

Coloncito, por otro lado, es la capital de nuestro amado municipio Panamericano, es ahí donde termina la cordillera de los andes y abre paso a una extensa llanura que se conecta con el sur del lago de Maracaibo. Coloncito es ese hermoso pueblo en donde te levantas y los primeros rayos del sol iluminan un paisaje montañoso que indiscutiblemente es el mejor del mundo. Es tierra de mujeres y hombres nobles, trabajadores y honesto que en cualquier parte de Venezuela hace que nuestro pequeño pueblito deslumbre con un gran nombre. ¡De Coloncito, de ahí vengo yo!
Vengo de esa tierra fértil, donde los buenos días huelen a ese aroma montañoso acompañado de la cordialidad del tachirense. Vengo de esa tierra donde nuestra entrada es el monumento al toro, el cual hace referencia a nuestra riqueza agropecuaria. Vengo de esa tierra en donde el campesino cultiva sus rubros y los vende muy temprano por la mañana el día Domingo y luego se va a nuestro Santuario de San Pablo Apóstol a agradecerle a Dios y a nuestro Santo Cristo de la Grita. Vengo de donde se produce el mejor queso del occidente del país, tierra pujante a la producción avícola, pecuaria y la piscicultura en alevines de cachamas. Vengo de esa tierra valiente e irreverente, que con gallardía apuesta una y mil veces a la democracia del país. Vengo de Coloncito, donde se desayuna con masato y un pastel que representa nuestro ser andino. Venga de esta tierra bendita por Dios.

Hoy es el cuadragésimo quinto aniversario de nuestro amado municipio. Dedico mis palabras a esta tierra que me vio nacer, jugar y formarme como un hombre de bien. Y así como a mí, quiero que a mis hijos también se les cure el ombligo en esta tierra de prosperidad y unión, ejemplo para el Táchira y Venezuela.
¡De Coloncito, de ahí vengo yo!

@FreiderGandica