Pitcheo de Tiburones de La Guaira rompió la cadena de victorias de Tigres de Aragua

Foto LVBP
Foto LVBP

 

Algunas veces el patrón numérico pronostica el comportamiento de dos equipos durante un encuentro, y el resultado es totalmente diferente a lo que las estadísticas señalaban. Pero eso no fue así el jueves, en el Estadio Universitario. En esa oportunidad los guarismos tuvieron la razón. Fue el duelo de pitcheo que auguraban las efectividades colectivas de los relevistas de Tigres de Aragua (1.85) y Tiburones de La Guaira (2.12).

Por LVBP

La única anomalía en las matemáticas fue el lanzador Tommy Collier, abridor de los escualos. En la teoría, la rotación del club no gozaba de resultados tan exitosos como el bullpen. No obstante, el estadounidense se mantuvo en la lomita 6.0 innings, no permitió carreras y aisló solo dos imparables para guiar la blanqueada salada, 1-0, a la ofensiva bengalí.

La victoria rompió la cadena de seis laureles que habían hilvanado los rayados después de caer en el primer juego de la campaña, ante los Cardenales de Lara. Al menos los dirigidos por Buddy Bailey siguen en el primer puesto de la tabla de la ronda regular.

“Me mantuve en la parte baja de la zona de strike. Además confié mucho en mi recta, estuve muy enfocado en ejecutarla de buena manera”, comentó Collier, quien fue recompensado con el triunfo y niveló su récord en 1-1. “Mi primera salida (contra las Águilas del Zulia, en Maracaibo) fue en la carretera. Tenía un poco de nervios y estaba emocionado por lo especial que fue el año pasado, en mi primera temporada en Venezuela. Esta vez me mantuve bajo control”.

La campaña anterior el derecho tuvo efectividad de 2.81 en 25.2 innings, antes de volver a Estados Unidos después de la primera mitad de la campaña. “Además de ejecutar mi recta, Miguel (González, receptor de La Guaira) llamó un gran juego y los muchachos hicieron un gran trabajo defensivo”.

La única anotación del careo se produjo en el primer inning. El experimentado José Castillo conectó un sencillo, ante Misael Siverio (0-1), quien perdió el compromiso. El batazo impulsó a Teodoro Martínez.

Después del trabajo de Collier, los relevistas Adonys Cardona, Wander Pérez, Carlos Misell y John Anderson no le permitieron libertades a los Tigres. Seth Rosin sacó dos outs en el noveno acto para apuntarse su primer juego salvado. Cuando un bullpen se muestra tan eficaz una de las primeras voces que se alza en satisfacción es la del abridor ganador.

“Aquí todos confiamos en todos”, expresó Collier. “En los muchachos del bullpen y en González, a quien me acerqué y felicité por el trabajo. Para mi próxima salida no sé cuán lejos puedo ir, eso es decisión del manager. Yo me siento fuerte y mi trabajo es salir allí y lanzar”.