Rubén Limas Telles: Debemos continuar la lucha

ruben limas

 

Desde la alternativa democrática hicimos la tarea. Participamos activamente en las protestas y manifestaciones de calle exigiendo: 1) Apertura de un Canal Humanitario, 2) Respeto a la AN, 3) Liberación de los presos políticos y 4) Establecimiento de una agenda electoral. La dictadura solo aceptó, limitadamente, el cuarto punto y cuando emprendimos el camino electoral, a sabiendas de todos los obstáculos, lo hicimos convencidos de la importancia de la institución del voto para cambiar pacíficamente a Venezuela.

La sociedad venezolana exigió candidatos únicos y eso lo proporcionamos en todos los estados, tanto por primarias como por consenso. En Carabobo, muchos declinamos nuestras legítimas aspiraciones para dar total y absoluto respaldo al candidato de la unidad. Sin embargo, la abstención combinada con el letal ventajismo oficial que se tradujo en amenaza y amedrentamiento a los votantes con el uso del “carnet de la patria”, impidió que la voluntad de los carabobeños se expresara libremente en favor de un nuevo gobierno.

La máquina electoral es para contar los votos, pero no es capaz de detectar que tal o cual voto fue producto de la amenaza, de la intimidación o del descarado peculado de uso. Se hace necesario repensar las  estrategias que combatan el miedo y la desesperanza, la intimidación, el chantaje de la bolsa de Clap o algún otro beneficio por la compra del voto.

Venezuela ni Carabobo se terminaron el 15 de Octubre, por el contrario, seguimos pariendo por un país verdaderamente productivo. Hay que seguir luchando, no nos demos por vencidos.  Pasemos la página de ese amargo e infructuoso debate, y unámonos  en la lucha social, en contra la barbarie militar y el hambre. Es momento de reinventar la lucha, el escenario político y económico por venir es sumamente complejo. Requiere tanta entereza y compromiso de los dirigentes políticos de la Unidad como auténtica valentía y resistencia en un pueblo que sabe que este no es  momento para el llanto.  Es para la acción, para reunirnos y reflexionar sobre lo hecho. Desde ya nos encontramos recorriendo comunidades porque solo el pueblo y sus necesidades pueden guiar nuestros pasos.