Ángel Oropeza: La abstención es la consecuencia, no la causa, del resultado del #15Oct

Ángel Oropeza, coordinador político de la MUD // Foto captura tv
Ángel Oropeza, coordinador político de la MUD // Foto captura tv

 

Ángel Oropeza, coordinador político de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) aseguró este domingo que la oposición continuará luchando por las gobernaciones que se ganaron y que el oficialismo no reconoce.

LaPatilla.com

“Las gobernaciones que se perdieron se aceptarán pero las que no, las seguiremos peleando y, para ello, estamos armando un informe con todas las circunstancias que nos llevaron a este punto. Pero sin duda, fue un proceso electoral  violento, fraudulento y corrupto”, dijo Oropeza durante una entrevista grababa y transmitida en Televen.

“Se registraron inconsistencias numéricas, mudar centros, reubicación de votantes, saboteo eléctrico, entre otros”, indicó.

Sobre el caso del estado Miranda, el coordinador político indicó que “el gobierno no ganó y en 403 centros de votación sacaron a los testigos de las mesas. En esos centros sacaron más votos que cuando Chávez. Pero hay que recalcar que la abstención es la consecuencia, no la causa y 3 millones 500 mil votantes fueron afectados por las irregularidades”.

Insistió en que se encuentran realizando “un informe completo sobre lo sucedido, las gobernaciones que se perdieron se aceptarán pero las que no, las seguiremos peleando y detallando las pruebas. El gobierno tenía que contarse porque la presión era demasiado asfixiante y decidió enlodar el proceso”.

“Venezuela reclama cambio, pero les cambias el proceso electoral y hay que destrancarlo presionando al Gobierno con el cambio de la directiva electoral. Los venezolanos queremos el proceso electoral que está en la Ley Orgánica de Procesos Electorales vigente”, expresó.

“El fraude no fue electrónico, sino con las reubicaciones. Pero esta lucha continúa y no verlo como un revés, porque el gobierno lo que hizo fue mostrarse ante el mundo que es más corrupto de lo imaginado”, concluyó.