Simón García: No abramos nuestra propia tumba

 

thumbnailsimongarcia

 

Permítanme, ante el espanto de que la MUD y los gobernadores decidan rendirse al chantaje del gobierno y juramentarse ante la ANC repetir razones de ciudadano para estar en desacuerdo.

No son sólo de orden ético, que las hay, sino por la necesidad de coherencia entre los fundamentos políticos de la oposición y una acción que los relaja a nombre de una visión que merma eficacia.

Primero, ningún poder, por más supra que se pretenda, puede imponerle a los gobernadores que su primer acto sea violar la Constitución de sus Estados. Segundo, si el Presidente quiere que los gobernadores se juramenten ante la ANC, entonces que ella a su expediente de ilegalidades, añada un Decreto anulando la Constitución Nacional y las de los Estados. Tercero, el régimen usará esta juramentación como el consentimiento y el reconocimiento a una Asamblea Constituyente Comunal creada contra la Constitución, expresión jurídica del pacto de nación que todos estamos obligados a respetar. El irrespeto no deja de serlo si se hace bajo protesta. Cuarto, a los gobiernos de otros países les será imposible mantener el desconocimiento a una ANC que la oposición interna reconoce. Quinto, se pretende justificar esta nueva violación a normas de Estado, en una disposición inexistente en nuestro derecho ” el funcionario electo se juramenta ante el ente que convoque la elección que le dió orígen”, Sexto: la orden presidencial obliga a los gobernadores de la oposición a renegar de una de sus fundamentales banderas de lucha: defensa de la CN de 1999. Al hacerlo, crearán una crisis en la Unidad y provocarán el desconcierto y la decepción entre los opositores. Séptimo, el gobierno quiere llevar a la oposición a una rendición incondicional. El chantaje: si no nos rendimos nos liquida y ¿si nos entregamos? Ninguna de las atribuciones que se le están quitando a los gobernadores de la oposición le serán devueltas. Octavo, el gobierno no debate, impone con arbitrariedad y con la fuerza que no tiene para resolver las graves calamidades de la gente. Los que quieren que los gobernadores asistan a ese juramento bien podrían plantearle al gobierno algunas condiciones, dar muestras de un mínimo de resistencia democrática que fue un motivo para plebiscitar la elección. ¿Le entregaremos al gobierno la legitimación de la ANC, después de tantas luchas y costos dolorosos, para preservar cinco cascarones vacíos de poder? Décimo, estamos aumentando la percepción de la inutilidad del voto, ganamos para crear mejores condiciones para luchar por el cambio, no para fortalecer a Maduro y su cúpula.

Hay que tomar la decisión atendiendo a sus efectos en los electores de oposición y a cual de los actores fortalece. El gobierno puede despojarnos de los gobernadores, pero a un costo que debilite su sobrevivencia.
Si se quiere llevar por los cachos todo ese orden, que no sea con nuestro consentimiento. Nosotros seguiremos luchando por abrir una salida electoral y por derrotar al CNE y al gobierno como se hizo en seis Estados, Vamos a debatir; pero no olvidemos que si claudicamos hoy, será más difícil levantarnos mañana.

@garciasim