¡Atentas! Este hábito que aumenta riesgo de cáncer de mama

senos

 

Cientos de mujeres son atacadas por esta brutal enfermedad. El cáncer de mama es una de las enfermedades más temidas por el género y, desgraciadamente, es causa de muerte de muchas de ellas.

Existe un hábito nocturno que podría incrementar el riesgo de padecerlo. ¿Quieres saber cuál es? Sigue leyendo para que lo descubras.

Según información de la Agencia Internacional para la Investigación de Cáncer, el cáncer de mama es el tipo de enfermedad que más mata a mujeres alrededor del mundo. Es decir, 1 de cada 4 tipos de cáncer que afectan a mujeres, es de mama.

De acuerdo a la Revista Panamericana de Salud Pública, en América Latina y el Caribe, mueren 300 MIL mujeres anualmente debido al cáncer de mama, esto quiere decir que cada día mueren 83 como consecuencia de esta enfermedad. Es decir, una mujer fallece cada 3 horas en las zonas antes mencionadas.

Sigue leyendo: El cáncer, un proceso de sanación interna

El hábito que aumenta riesgo de padecer cáncer de mama

Podrá parecerte algo tan normal que no le prestas atención en tu vida cotidiana. Sin embargo, luego de leer esto, lo tomarás en cuenta.

Una investigación de la Universidad de Harvard en Estados Unidos, recogió datos entre 1989 y 2013 y descubrió que el hábito de dejar la luz encendida por la noche puede elevar el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

¿Cómo llegaron a esa conclusión?

110,000 mil mujeres fueron evaluadas y los investigadores observaron que las participantes que vivían o trabajaban en lugares con mayor luminosidad nocturna, eran 14 por ciento más propensas al cáncer de mama en comparación con las participantes que no se expusieron a ese tipo de luz.

“La asociación entre luminosidad nocturna y cáncer de mama sólo existió en aquellas que eran o ya fueron fumadoras o en la clase que estaba en la premenopausia”, según un reportaje.
La teoría de los investigadores es que la luz artificial puede moverse con “el reloj biológico”, razón por la cual el nivel y funcionamiento de las hormonas sexuales femeninas, la progesterona y el estrógeno, se alteran. Resultado: el hecho de que estas hormonas se alteren, incrementa el riesgo de desarrollar tumores malignos en las mujeres.

Otro de los componentes que pueden poner en riesgo nuestra salud son los aparatos electrónicos de uso común como el celular, ya que este también incluye luz artificial y ya se ha comprobado que dicha luminosidad puede obstaculizar el sueño, motivo por el cual puede moverse el reloj biológico.

“Las investigaciones más profundas son necesarias para que esta asociación sea confirmada y, en su caso, mejor entendida”, comentó el oncólogo Stephen Stefani a Abril.
Sigue leyendo: Síntomas que alertan del cáncer de mama

¿Qué cuidados debes tomar?

Cuando un cáncer de mama se detecta a tiempo, existe mayor posibilidad de que este se cure. De acuerdo con el Inca, la tasa de supervivencia después de 5 años (porcentaje de pacientes que viven al menos 5 años después del diagnóstico) es mayor cuando la enfermedad se detecta en sus etapas iniciales”, según el examen.

Las mujeres deben hacerse un autoexamen y comenzar a hacerse mamografías a los 40 años y a partir de ahí, comenzar a hacerlo anualmente. Según la investigación del Inca, más del 66 por ciento de los casos de cáncer de mama, son descubiertos por las propias pacientes al notar algo extraño en alguna de sus mamas. Por esa razón, la autoexploración es sumamente importante.


Síntomas del cáncer de mama más comunes

– Cambios en el pezón

– Salida de líquido anormal de las mamas

– Hinchazón de la piel

– Dolor en la mama o pezón

– Nódulo fijo y generalmente indoloro en la mama, las axilas o el cuello

– Piel de la mama rojiza, retraída o parecida a la cáscara de naranja

Así que ahora lo sabes, exponerte a mucha luz incrementa el riesgo de que desarrolles la enfermedad que ataca a miles de mujeres alrededor del mundo. Dormir con la luz apagada además de ayudarte a descansar más, te alejará de este padecimiento.

Nota tomada de Soy Carmín