Canciller cubano afirma que ataques sónicos a diplomáticos de EEUU son totalmente falsos

La embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba. 14 de agosto de 2015. El Gobierno de Estados Unidos anunciará el 17 de marzo nuevos alivios a las restricciones comerciales y de viaje a Cuba, antes de la histórica visita del presidente Barack Obama a la isla, dijeron el martes fuentes del Congreso. REUTERS/Alexandre Meneghini/Files
La embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba.  (REUTERS/Alexandre Meneghini/Files)

 

Los alegados ataques sónicos contra personal diplomático estadounidense en territorio cubano son “totalmente falsos”, aunque el caso está siendo usado para afectar la relación bilateral, afirmó este sábado en Washington el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, reseñó AFP.

“Los llamados ataques sónicos, (…) cualquier tipo de ataque que se invoque, cualquier incidente, (…) son totalmente falsos”, dijo el diplomático, para quien “se está produciendo una manipulación política destinada a dañar las relaciones bilaterales”.

Como consecuencia de las denuncias sobre los alegados ataques al personal diplomático estadounidense en Cuba “se ha producido un deterioro grave en la relación entre ambos gobiernos y ambos países”.

Rodríguez, que sorprendió al participar este sábado en el cierre de una jornada de reuniones de la comunidad cubana residente en Estados Unidos, evitó ofrecer detalles sobre el misterioso caso.

De acuerdo con el gobierno estadounidense, el personal de su embajada en La Habana ha sido víctima que “ataques específicos” de los que se desconoce su origen o modalidad.

El Departamento de Estado afirma que 24 de sus funcionarios ha sufrido problemas de salud a raíz de estos ataques.

Washington no responsabiliza a Cuba directamente por los “ataques”, pero considera que el gobierno de La Habana tiene en cambio la obligación de garantizar la seguridad del personal diplomático extranjero.

Por esta causa, Estados Unidos redujo a la mitad el personal de su legación en La Habana y suspendió por tiempo indeterminado la emisión de visados.

Al mismo tiempo, expulsó a 15 diplomáticos de la embajada de Cuba en Washington, por considerar que el gobierno isleño no estaba cumpliendo con sus responsabilidades a la luz de la Convención de Viena sobre legaciones diplomáticas.

Rodríguez dijo que era “inaceptable e inmoral” que “cualquier diferencia política” entre los dos gobierno se traduzca en medidas que afecten a las personas de los dos países.

Estados Unidos, apuntó, “decidió adoptar decisiones de naturaleza política que dañan al pueblo cubano”. AFP