Selma, degradada a depresión tropical, azota El Salvador

Imagen de la trayectoria de la tormenta tropical Selma en un terminal Eikon de Thomson Reuters. 28 de octubre de 2017.
Imagen de la trayectoria de la tormenta tropical Selma en un terminal Eikon de Thomson Reuters. 28 de octubre de 2017.

La tormenta tropical Selma que ingresó la mañana de este sábado a territorio salvadoreño se degradó a depresión tropical manteniendo fuertes lluvias que amenazan con desbordar ríos, informaron las autoridades.

AFP

“Selma es ya una depresión tropical. El sistema se debilitó una vez que ingresó a tierra”, declaró la meteoróloga Celina Kattan.

El hecho que Selma haya bajado de categoría “no quiere decir que las lluvias van a finalizar”, advirtió.

Las lluvias, según un comunicado del Ministerio de Medio Ambiente, mantienen una “alta probabilidad” para el desbordamiento de los ríos Lempa y Jiboa en el centro del país, Grande de San Miguel y Goascorán en el este, y río Paz en el oeste.

Procedente del océano Pacífico y con vientos de hasta 70 km/h, Selma tocó tierra en el departamento de Usulután, sureste del país, explicó el director de Protección Civil, Jorge Meléndez.

Las precipitaciones han dejado hasta 140 ml en algunos puntos, de acuerdos a fuentes oficiales.

“Las lluvias se han presentado con más fuerza en la zona costera del departamento de Usulután, donde hemos tenido vientos fuertes”, precisó Meléndez por medio de Radio Nacional.

En la carretera El Litoral, la segunda en importancia del país, equipos de emergencia procedían al retiro de árboles que cortaron el tráfico.

El gobernador de Usulután, René Ramos, señaló de su lado que la caída de árboles afectó el servicio de electricidad en la zona costera de Puerto Parada.

Ramos reportó además un incremento del oleaje en playas de las islas de la bahía de Jiquilisco.

Los cuerpos de socorro no reportaron víctimas por el paso del fenómeno meteorológico.

La gobernadora del departamento costero de La Libertad, Marta Araujo, precisó que la pesca artesanal fue suspendida por las “lluvias intermitentes”.

Las autoridades salvadoreñas mantienen el país en alerta y, como medida preventiva, suspendieron labores en las escuelas de todo el país.