Vicente Brito: El voto pierde su fortaleza como expresión soberana de los ciudadanos

Foto Archivo
Foto Archivo

 

Los resultados observados de las últimas elecciones nos indican, que la importancia del VOTO como la expresión soberana de los ciudadanos para elegir sus autoridades, está perdiendo su fortaleza.

Lo observamos en la manera como se manejó el proceso electoral por parte de las autoridades responsables de su conducción y garantes de la transparencia del mismo. Las múltiples denuncias realizadas que van desde los cambios de cientos de miles de electores de sus centros de votación tradicionales a otros algunos muy alejados de sus zonas donde residen, cuando apenas faltaban horas para las votaciones, no tiene justificación salvo la evidente intención de favorecer a los candidatos oficiales.

Lo mismo se observó en las diferencias en las actas de totalización de los centros electorales, donde los múltiples reclamos realizados tanto por los miembros de mesa así como de los candidatos opositores, no fueron escuchados y mucho menos aclarados.

Lo cual se hace evidente y se observa en la gran mayoría de los Venezolanos, donde manifiestan su desconfianza por los resultados obtenidos en las últimas elecciones realizadas, donde parte de los candidatos opositores manifiestan sus observaciones al número de votos obtenidos, así como la falta de atención oportuna a las denuncias realizadas ante las fallas observadas.

Lo cual se demuestran en las distintas encuestas de opinión realizadas, donde la institución electoral obtiene reducidos niveles de confiabilidad de parte de los venezolanos.

Esto contradice su rol, el cual es el de ser un ente independiente a las distintas corrientes políticas en pugna, que permita y haga valer el voto como la verdadera expresión soberana de los ciudadanos.

Le corresponde a la institución electoral, aclarar de la manera más transparente posible los reclamos y observaciones presentadas por los distintos candidatos y representaciones opositoras, para que las dudas y argumentos expuestos sean escuchados y se faciliten las auditorias necesarias para que se resuelvan con resultados satisfactorios y estos sean aceptados por los reclamantes.

Esto es la única vía para que el VOTO siga siendo la expresión soberana de los ciudadanos y se recupere la confianza de los venezolanos en el ejercicio del mismo para elegir las autoridades que tienen que ser nombradas por elecciones transparentes y confiables.

Nota de prensa