Human Rights Watch pide a OCDE examinar si Colombia atiende hambre de indígenas wayúu

BAS103.- BUENOS AIRES (ARGENTINA), 27/07/2016.- El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, habla durante la presentación a la prensa de un informe sobre la situación de los disidentes políticos en Venezuela, hoy miércoles 27 de julio de 2016, en Buenos Aires, Argentina. La organización no gubernamental HRW denunció hoy las detenciones arbitrarias de disidentes políticos en Venezuela -21 desde mayo-, la "gravedad" de las violaciones de derechos humanos que se cometen y la falta de una justicia independiente. EFE/ Irene Valiente
El director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco. EFE/ Irene Valiente

 

La ONG internacional de derechos humanos HRW pidió a la OCDE examinar si Colombia atiende la crisis de desnutrición de los indígenas wayúu antes de aprobar el ingreso del país sudamericano a ese organismo, según una carta divulgada este lunes, reseñó AFP.

“Human Rights Watch (HRW) considera que la crisis que enfrentan los wayúus y las medidas claramente insuficientes que han adoptado las autoridades colombianas para abordarla deben ser tenidas en consideración durante el proceso de adhesión de Colombia a la OCDE”, dijo el director de la División de las Américas de HRW, Miguel Angel Vivanco, en la carta.

“Instamos a la OCDE y a sus miembros a obtener un compromiso, por parte de las autoridades colombianas, de que adoptarán medidas serias y concretas para abordar la crisis, incluyendo medidas urgentes para asegurar que los miembros de la comunidad wayúu puedan obtener cantidades suficientes de agua y alimentos”, señaló la misiva.

Para ingresar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un selecto club de 35 democracias con economías abiertas y en su gran mayoría ricas, el país aspirante debe recibir el visto bueno de 23 comités, de los que Colombia ya ha cumplido con 20.

En noviembre, un comité analizará en particular si Colombia asiste a grupos vulnerables para combatir la pobreza, entre otros asuntos sociales.

Los wayúu se concentran en La Guajira, una región semidesértica del norte de Sudamérica que comparten Colombia y Venezuela, con una población estimada del lado colombiano de 270.000 personas. Desde hace años sufren una crisis alimentaria, que entre enero de 2013 y agosto de 2017 ha provocado la muerte de 208 niños menores de cinco años, indicó HRW.

En la carta, HWR recordó que la Corte Constitucional de Colombia ha señalado la corrupción como un “factor relevante” en la escasez de servicios públicos en La Guajira.

También dijo que los líderes wayúu atribuyen la crisis de desnutrición en buena medida al control ejercido en la zona por presuntos grupos sucesores del paramilitarismo, así como a una menor disponibilidad de alimentos provenientes de Venezuela por la crisis humanitaria que vive ese país.

HRW también señaló que en diciembre de 2015, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al gobierno colombiano adoptar medidas para abordar la “emergencia” de los niños wayúu, que en enero de 2017 amplió a las mujeres embarazadas y en lactancia.

Sin embargo, HRW denunció que la respuesta de las autoridades colombianas ha sido limitada.

“Nuestras investigaciones concluyeron que existen graves deficiencias en muchos de los planes y las medidas tomadas por las autoridades colombianas”, dijo Vivanco en la carta.