Investigación de bancos británicos por lavado de dinero en el continente africano salpica a Venezuela

SenegalUltimaCopia imagen1

 

La Agencia Nacional Contra el Crimen (NCA), la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) y la Oficina de Fraudes Graves (OFS) del Reino Unido, recibieron la pasada semana el petitorio por parte del representante de la cartera de economía, Philip Hammond, para que estos organismos realicen una investigación exhaustiva a las entidades financieras HSBC y Standard Chartered por estar presuntamente incursos en el lavado de más de 500 millones de dólares, reseñó el portal web AntiLavadodeDinero.com

Entre las evidencias entregadas a los funcionarios hay una lista con 27 nombres de individuos y entidades que presuntamente realizaron operaciones de lavado de dinero usando estos bancos, pero que también salpicaría al Baroda Bank de la India. La información – que según fuentes cercanas al caso contendría nombres relevantes de ciudadanos de otros países europeos – fue suministrada por Peter Hain, ex ministro perteneciente a las filas del partido laborista británico.

“Lord Hain, que creció en Sudáfrica y se convirtió en un prominente activista contra el apartheid, advirtió que los denunciantes le han dicho que cientos de millones de libras esterlinas han sido desviadas del país a través de Hong Kong y Dubai”, reveló el diario londinense The Guardián.

Hain expuso el caso ante la Cámara de los Lores y explicó que las autoridades británicas tendrían pruebas de la participación de funcionarios de altísimo nivel de la nación africana, incluso el propio mandatario Jacob Zuma y sus familiares, quienes formarían parte de la dinámica del esquema de lavado de dinero en conjunto con la poderosa familia Gupta, involucrada en un gigantesco escándalo de corrupción en Suráfrica.

“Como ex activista contra el apartheid, cuyos padres fueron encarcelados y exiliados de Suráfrica, me siento profundamente dolido por la traición a los valores de la lucha por la libertad que está ocurriendo bajo el liderazgo político y sus negocios con compinches en Suráfrica hoy”, declaró Hain al rotativo británico.

La solicitud de esta investigación no se quedará allí, han dicho las autoridades. Todas las instituciones financieras británicas y principalmente aquellas con fuerte presencia en el continente africano pudieron haber estado expuestas a fondos ilícitos, cuyo monto alcanza en una primera estimación más de 450 millones de euros (unos 520 millones de dólares) pertenecientes al contribuyente africano, a través de Dubai y Hong Kong, destinos de altísima circulación de dinero de orígenes opacos.

Se espera además que en los próximos días el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, reciba la información concerniente a los vínculos de algunos bancos comunitarios con este caso de corrupción y lavado de dinero.

Para seguir leyendo pulse aquí