Más de 20 días sin electricidad en la Catedral de Maracaibo

catedral.jpg_953263680

 

Misas a la luz de las velas, tratando de aprovechar la luz solar, y sin ventiladores se celebran en la Catedral de Maracaibo, desde el 11 de octubre. Otros servicios se realizan en iglesias vecinas. La madrugada de ese día, un robacable murió electrocutado cuando intentaba arrancar piezas de un transformador en la esquina de la calle 95 (Venezuela) con avenida 4 (Obispo Lasso), a 50 metros de la plaza Bolívar, en el casco central, reseñó Panorama.

El corrientazo provocó la interrupción del fluido eléctrico en toda el área adyacente a la Catedral. Los días han pasado y no se ha restablecido el servicio. El padre Silverio Osorio, vicario parroquial, dice que Corpoelec está al tanto de la situación.

Ayer explicó a PANORAMA: “El 12 de octubre, Corpoelec hizo un trabajo allí, pretendían hacer funcionar el transformador grande, pusieron las “iguanas” y explotó. Se llevaron el transformador dañado, que era el que estaba andando el maleante, porque a raíz de eso explotó y quedó guindando. Asumo que fue retirado para evitar otro accidente”.

El viernes 13, señala, fue con monseñor Quintero a las oficinas de la estatal en Bella Vista “y nos enviaron a Amparo. Allá nos atendió un señor y, muy amablemente, nos dijo que estaban al tanto de la situación e intentaban solucionarla. Puede ser que dure 15 días, o un mes. No sabemos con exactitud. Estamos buscando el transformador nuevo que vamos a colocar allí”.

El vicario parroquial expone que la semana siguiente lo llamaron de Corpoelec, pidiéndole unos datos, dirección y fechas. “Ayer (lunes) me llamaron de Caracas y me preguntaron cuántas familias estaban sin luz, qué había pasado y desde cuándo. Les expliqué que además de la Catedral, se encontraban 3 familias sin luz, además de la Intendencia y los locales comerciales que se ubican aquí al lado”.

En la Catedral, Iglesia matriz —desde donde el arzobispo preside, enseña y santífica en nombre de Jesús, al pueblo de Dios— las misas siguen. “Tratamos de hacerla con la luz del día. Las personas se pegan a las ventanas para que les dé fresquito y así se hace más tolerable el calor (…) Yo, por lo menos, tengo la ventaja de que hablo duro y con el eco me escuchan todos, pero el padre Quintero está muy mayor y la garganta no le da”, afirma Osorio.

El culto diario se mantiene pero con “ligeras modificaciones”.

De domingos a viernes la misa diaria se oficia en la Capilla del Sagrario y de la Virgen del Carmen, a las 5:30 pm, como de costumbre.

Los bautizos a las 4:00 p m y la misa de los sábados, a las 5:30 pm, se están realizando en la capilla de Santa Ana (al lado del Hospital Central).

La Misa de los domingos en la mañana, a las 8:15, y la adoración eucarística los jueves de 8:00 a 10:00 am se mantienen en la Catedral, pero las misas institucionales y matrimonios están siendo distribuidos entre la Capilla de Santa Ana y el Convento de San Francisco de Asís (plaza Baralt)