Gobierno español constata la intervención en Cataluña de “hackers” procedentes de Rusia y Venezuela

GRA306. MADRID, 17/02/2017.- El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa. Méndez de Vigo, ha afirmado que la sentencia emitida por la Audiencia de Palma sobre el caso Nóos, por la que absuelve a la infanta Cristina y condena a seis años y tres meses de cárcel a Iñaki Urdangarin, "demuestra que en España, el estado de derecho funciona". EFE/Ángel Díaz
GRA306. MADRID, 17/02/2017.- El ministro de Educación, Cultura y Deporte y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en el Palacio de la Moncloa. Méndez de Vigo, ha afirmado que la sentencia emitida por la Audiencia de Palma sobre el caso Nóos, por la que absuelve a la infanta Cristina y condena a seis años y tres meses de cárcel a Iñaki Urdangarin, “demuestra que en España, el estado de derecho funciona”. EFE/Ángel Díaz

El Gobierno español da por contrastada la intervención de hackers procedentes de Rusia y Venezuela en la crisis institucional de Cataluña y afrontará esta cuestión en el Consejo de asuntos exteriores de la Unión Europea, que se celebrará el próximo lunes, así lo han anunciado este viernes el portavoz gubernamental, Íñigo Méndez de Vigo, y la ministra de defensa, María Dolores de Cospedal, reseñó El País.

“Este es un tema grave, donde la democracia tiene que hacer frente a los retos de las nuevas tecnologías”, ha resumido Méndez de Vigo.

Los hackers procedentes de Rusia y Venezuela se dedican a falsear o tergiversar informaciones relativas a Cataluña y España,

Aunque el Gobierno y los principales partidos comparten la certeza de que se ha producido una injerencia por parte de Rusia en la crisis institucional que se vive en Cataluña, el Ejecutivo ha preferido mantener hasta ahora un perfil bajo.

Para leer la nota completa ingrese a El País