Eveling de Rosales pidió a la Chinita interceder por la recuperación de Venezuela

IMG-1436

La alcaldesa de Maracaibo, Eveling de Rosales, asistió este sábado a la tradicional eucaristía en honor a la Virgen de Chiquinquirá, a quien elevó sus plegarias en favor de la reconciliación nacional y la recuperación definitiva de Venezuela.

Nota de prensa

“Maracaibo y toda Venezuela están de júbilo porque entre otras cosas, hoy nuestro templo recibirá una declaratoria para convertirlo en santuario. Igualmente, más que pedir, también vengo a agradecer a la Virgen el poder tener a mi familia unificada, estando nuevamente en este acto junto a mi esposo después años de separación forzosa, para poder disfrutar de este acto mariano, haciendo votos por la reconciliación que debemos tener todos los venezolanos en estos momentos de dificultad”, expresó.

La primera mandataria municipal también pidió a la “Patrona de los Zulianos” que el país pueda superar la calamidad social que padece la gente, otorgándoles fuerza espiritual a los venezolanos para lograr la paz.

“En estos momentos, a través de la fe, la esperanza y la devoción en estos actos hermosos podremos lograr que Venezuela pueda volver a reencontrarse. Hoy le rendimos nuevamente tributo a nuestra amada Reina Morena, la Virgen Chinita, para agradecerle por todas las cosas buenas y pedirle por todos los zulianos y venezolanos, para reencontrarnos y unificar el amor y la devoción hacia ella”, dijo.

Más de mil niños de todo el Zulia, pertenecientes al sistema de orquestas, tocaron con cuatro dos canciones para recibir a la Reina Morena cuando salió de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, justo antes del inicio de la eucaristía.

Miles de feligreses se congregaron en la Plazoleta de la Chinita, frente al templo mariano, para estar presentes en la misa, la cual inició a las 5 p.m. y fue ofrecida por el Cardenal Jorge Urosa Sabino, arzobispo de Caracas.

Decreto de elevación de la Basílica

Al culminar la misa, se concretará la firma del Decreto de Elevación de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá y San Juan de Dios, como Santuario Arquidiocesano, en el marco de los 308 años de la renovación de la reliquia.