Manifestantes tomaron brevemente el comando de campaña de Sebastián Piñera

@juv_rebelde
@juv_rebelde

 

Un grupo de manifestantes ocupó hoy por unos minutos en Santiago de Chile la sede electoral de Sebastián Piñera, el candidato presidencial de la derecha que es el favorito de las encuestas para ganar un segundo período en La Moneda, tras haber gobernado entre 2010 y 2014.

Los ocupantes se identificaron como miembros del Movimiento Juventud Rebelde y Ofensiva Secundaria, que irrumpieron en el local, situado en el sector santiaguino de Las Condes, mientras el candidato votaba en un colegio del centro de Santiago.

Piñera “no sabe lo que es ser chileno”, “es el símbolo de la corrupción” y “le ha dado la espalda a los chilenos, afirmó una de las ocupantes, que se identificó como Victoria Cárdenas.

Aunque los manifestantes manifestaron su propósito de permanecer en el lugar, a los pocos minutos fueron desalojados por los carabineros.

Sebastián Piñera, en tanto, votó en medio de tumultuosos enfrentamientos verbales entre partidarios y detractores en el colegio República de Alemania, en el centro de Santiago.

Acompañado de su esposa, Cecilia Morel, Piñera tardó en llegar a su mesa de votación, donde además se equivocó al doblar el voto, que tiene varios dobleces que deben ser plegados en un orden predeterminado.

“Esta noche vamos a escuchar con mucha atención y humildad la voz de los chilenos. Hasta entonces le quiero pedir a mis compatriotas que vayan a votar, que participen de la democracia”, dijo el empresario tras cumplir el trámite.

“Hoy los chilenos vamos a tomar una decisión que va a afectar nuestras vidas por muchas décadas. Porque conozco a mis compatriotas, sé que van a elegir los caminos correctos, aquellos que llevan a tiempos mejores”, agregó, en una clara alusión a su lema de campaña, “tiempos mejores”.

Respecto de los gritos en su contra, que no se acallaron hasta que se fue del lugar, dijo que “la democracia tiene que ser una fiesta en la que cada uno pueda expresar su opinión libremente, pero sin violencia. La democracia tiene que estar a favor de algo y no contra algo”.

En ese contexto, manifestó su esperanza en que aquellos que incurren en la violencia para tratar de imponer sus ideas “no prevalezcan (…). Sé que los chilenos elegirán un camino que lleve al progreso en paz”, sostuvo.

“Desde marzo vamos a necesitar de la unidad de todos los chilenos”, concluyó, confiado en que el 11 de ese mes entrará a La Moneda para iniciar un nuevo período como presidente. EFE