Desde el mes de Julio, denuncian que siete niños han muerto por desnutrición en Táchira

De acuerdo con los registros del Colegio de Médicos, más de 200 galenos tachirenses se han marchado del país

 

Los directivos del Hospital del Táchira denunciaron, que desde el mes de Julio,  han muerto siete niños por desnutrición, y aseguraron que no se debe a la mala praxis de los médicos, sino a la precaria crisis que afecta a los pacientes.

LaPatilla.com

Los médicos también manifestaron que desde hace 5 meses llevan registrados 13 infantes que han fallecido por esta misma razón, ya que ingresan al Hospital con alguna enfermedad y la mala nutrición hace que los niños se mueran o tarden mucho tiempo en recuperarse.

“Es muy importante aclarar que los pacientes llegan al hospital  porque traen enfermedades respiratorias o gastrointestinales, que aunadas a  la desnutrición que tienen de meses,  hace que esos problemas se agudicen y lamentablemente fallecen”, denunció Ildemaro Pacheco, presidente de Corposalud.

“Un niño que esté bien nutrido probablemente con la enfermedad puede seguir adelante, pero con desnutrición le va a costar más curarse o lamentablemente fallece”, manifestó Diego Soler Gómez, director del Hospital del Táchira.

Los médicos también denunciaron la precaria situación en la que se encuentra dicho centro de Salud, porque ocho cavas están dañadas lo cual los obliga a guardar los alimentos junto con las vacunas y la mayoría de los electrodomésticos no funcionan.

“Queremos informar que no solamente tenemos déficit de alimentación. También tenemos equipos de cocina dañados y ocho cavas están mal estado, lo que produjo que tuviéramos las vacunas con las cebollas”, afirmó Soler.

Además, anunció que el aporte realizado por Mercal y Pdval no es suficiente, debido a que se necesitan más de 25 millones de bolívares para poder cubrir las necesidades que afronta el Hospital.

“En el hospital central de San Cristóbal presentamos muchas carencias. Nosotros consideramos que a pesar del aporte de Mercal y Pdval, necesitamos más de 25 millones de bolívares para poder cubrir las necesidades”, expresó el Director.

Soler también alertó con respecto a este tema, aclarando que si no se mejora la calidad de nutrición en los niños, cuando sean adultos “van a ser personas con un nivel cognitivo muy inferior”.

Con respecto a la última infante menor de dos meses que murió en dicho centro asistencial, la doctora Alicia Pimentel, jefa de emergencia pediátrica, ofreció declaraciones de lo que ocurrió.

“La última niña que murió ingreso hace 5 días por lesiones de piel. Tenía sarna que no había sido curada. Lo que podía darle la abuela eran caldos y crema de arroz, lo cual no es una alimentación adecuada para un niño menor de 2 meses”, explicó Pimentel.