Familiares de presos y perseguidos políticos: Un sector de la oposición sólo se acuerda de nosotros cuando le conviene

WhatsApp Image 2017-11-23 at 11.59.32 AM

 

Los familiares de presos y perseguidos políticos se pronunciaron este jueves, ante los llamados engañosos y agenda oculta del diálogo y negociaciones con el Gobierno bolivariano, en el que expresaron que cualquier “diálogo” se adelante bajo la tutela de la OEA y del Alto Comisionado para los DDHH de la ONU y que se permita a nuestros defensores y las ONG dedicadas al tema de los presos políticos y la represión del Estado que supervisen la manera en la que los temas relativos a nuestros familiares serán tratados en esas reuniones, para evitar así que nuestros hijos, hermanos, padres, esposos o seres queridos en detención injusta sean usados como cosas, irrespetando su dignidad humana y su derecho a la libertad.

A continuación el comunicado completo:

COMUNICADO DE FAMILIARES DE PRESOS Y PERSEGUIDOS POLÍTICOS

Ante los llamados engañosos y agendas ocultas de diálogos o negociaciones a las que se nos ha sometido desde el gobierno y un sector de la oposición política que sólo se acuerda de nosotros, y de los presos y perseguidos políticos, cuando le conviene, nosotros, familiares de presos y perseguidos políticos queremos dejar claro lo siguiente:

PRIMERO: Somos nosotros, junto a nuestros familiares que están hoy injustamente encarcelados, sometidos a medias restrictivas de su libertad o que han sido asesinados con fines políticos, los que en carne propia sufrimos la tragedia que en este país supone la represión del Estado, solo por pensar distinto o por oponerse al gobierno y a sus abusos. Esta tragedia inmensa y difícil la sobrellevamos apoyados por organizaciones no gubernamentales y por buenos hombres y buenas mujeres que nos acompañan en las cárceles, en los tribunales o en las sedes policiales.

SEGUNDO: Denunciamos que, desde que el gobierno y un sector de la oposición, en este mes de noviembre, mostró intenciones de retomar el “diálogo” o “negociación” con el gobierno, desde diversos frentes, y usando diferentes maniobras, algunas de las cuales se parecen mucho a mentiras y hasta a extorsiones, se ha intentado que nosotros, los familiares de los presos políticos y ellos mismos, avalemos esas intenciones y ese diálogo, manipulándonos, pasando por encima de nosotros mismos, de nuestros abogados defensores y de las organizaciones de derechos humanos que siempre nos han acompañado. Se ha llegado a decir, mintiéndonos, que las liberaciones de presos políticos que han tenido lugar desde abril de 2017 hasta ahora son supuestamente producto del “diálogo”, lo cual, nosotros lo sabemos, es falso, e incluso nos ha sorprendido ver cómo esos políticos que “dicen ser” los que logran las libertades, muchas veces ni siquiera saben cuántos o quiénes han sido liberados, porque la verdad es que no tienen ni idea de cuántos o de quiénes son, en verdad, los presos políticos. La única verdad es que cada vez que ha habido un “diálogo” entre el gobierno y ese sector de la oposición, los presos políticos aumentan, y ambos sectores los utilizan como si fueran cosas, como fichas en una negociación de la que nadie conoce cuáles son sus objetivos, cuál es su alcance o cuáles son sus términos o las consecuencias que tendrá para nosotros y para nuestros familiares presos.

TERCERO: Es lamentable que se pretenda jugar con nuestras esperanzas de esta manera. Es lamentable que se nos extorsione moralmente, y hasta se nos amenace, si no nos prestamos al juego de los políticos. LA LIBERTAD NO SE NEGOCIA. No lo aceptamos más. Estamos dispuestos a hacer lo que sea necesario, incluso a pedirle a nuestros defensores y a las organizaciones que siempre nos han apoyado que hablen con el gobierno o con quien sea necesario para que nuestros familiares recuperen su libertad y vuelvan a nuestros hogares, pero no estamos dispuestos a ser utilizados como vallas de propaganda de nadie ni como unas simples herramientas en manos de unos pocos para que esos pocos logren sus objetivos políticos. Somos seres humanos, somos ciudadanos, no fichas ni cosas.

CUARTO: Por último, exigimos que en todo intento de “diálogo” se demande, como premonición y no como punto de negociación, la libertad inmediata y el cese de la persecución de los presos y de los perseguidos políticos. Que cualquier “diálogo” se adelante bajo la tutela de la OEA y del Alto Comisionado para los DDHH de la ONU y que se permita a nuestros defensores y las ONG dedicadas al tema de los presos políticos y la represión del Estado que supervisen la manera en la que los temas relativos a nuestros familiares serán tratados en esas reuniones, para evitar así que nuestros hijos, hermanos, padres, esposos o seres queridos en detención injusta sean usados como cosas, irrespetando su dignidad humana y su derecho a la libertad.

En Caracas, a los 22 días del mes de Noviembre de 2017.-

 

WhatsApp Image 2017-11-23 at 11.59.41 AM