Luis E. Parra: Nicolás, primero está Venezuela

Luis Parra 15

 

Para la gran mayoría de venezolanos sencillos, de a pie, trabajadores, amas de casa y el pueblo en general, los temas que priorizan su preocupación son la comida y las medicinas, porque cada día se hace misión imposible alimentarse en niveles de calidad, y de acuerdo a los cánones alimenticios, debido a los altos costos de los mismos, y de la escasez que sigue reinante en los productos regulados.

Si hacemos una encuesta en Yaracuy o en cualquier estado de nuestra amada Venezuela, podemos comprobar lo anteriormente expuesto. A la gente no le importa la Ley del Odio, o si hay un default, la explotación del arco minero, o si el gobierno habla de turismo o de bondades de la revolución que no existen. Nuestro pueblo lo que quiere es que les resuelvan su problema de acceso a los alimentos y las medicinas, porque aparte de ser un derecho constitucional, representa la subsistencia humana.

Ya muchos coterráneos han muerto a la espera de medicamentos para tratar enfermedades crónicas, o de padecimientos que se creían erradicados como la Difteria, la Tuberculosis, la sarna, Tétano, Paludismo y Fiebre Amarilla, entre otras. Por ello es menester y urgente que se permita la apertura de un canal humanitario para salvaguardar la salud de nuestra gente.

No obstante, y de manera lamentable también son muchos hermanos que han muertos desnutridos y con debilidad, realidad ésta que no escapan ni los recién nacidos, ni los más pequeños. Entonces, yo me pregunto cuál es el sadismo del gobierno de permitir que siga muriendo gente, para no aceptar que son unos incapaces que producto de la corrupción y la ineptitud, nos han llevado a niveles de miseria extrema.

Más de 4 millones de venezolanos comen de la basura, 7 millones de compatriotas comen una vez al día, la deserción escolar ya ronda el 70%, y el éxodo hacía otras tierras, cada día va en ascenso. Qué más van a esperar para aceptar su fracaso y dar paso a vías que devuelvan a Venezuela la prosperidad y la calidad de vida existente antes de esta tragedia nacional, llamada revolución.

Mientras una cúpula cívico militar hace negociaciones y saca cuentas de los porcentajes de las jugosas comisiones que van a percibir producto de negociaciones y decretos, tales como la explotación del Arco Minero; el 80% de los venezolanos está muriendo de hambre y a mengua, producto de la indiferencia de un gobierno que se ha llevado todo a su paso, incluso la vida del pueblo.

Más temprano que tarde en Venezuela habrá justicia, y reivindicaremos a nuestro pueblo de tanta humillación y miseria a la que ha sido sometida. Seguimos enfocados en esa lucha democrática por el cambio de este modelo político que nos arruinó como nación. Confianza mi Yaracuy, confianza mi Venezuela, pronto vamos a rescatar el estado de derecho y nuestra libertad. Recuerden, Venezuela está Primero.

Luis E. Parra

Diputado a la Asamblea Nacional

Primero Justicia Yaracuy

@LuisEParra78