Movimiento Libertador rechaza el diálogo y lo considera “parte de la estrategia de cohabitación”

IMG_6304_preview

Con el llamado a cumplir el mandato de la consulta ciudadana realizada el pasado 16 de julio, el Movimiento Libertador rechazó este miércoles en rueda de prensa la realización del diálogo previsto entre el Gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática el 1 y 2 de diciembre en República Dominicana.

Luisa Salomón / ContraPunto

En rueda de prensa realizada en el hotel President de Caracas, representantes del movimiento señalaron que acudir a esta negociación en las condiciones planteadas es, en principio, un error estratégico porque la oposición acude en situación de debilidad en comparación con el Gobierno.

Afirma que la mayoría de la Fuerza Armada está en contra del Gobierno y que la mayoría de la población también lo rechaza.

“Es un error estratégico ir a negociar con el Gobierno en condiciones de debilidad cuando potencialmente tú eres más fuerte que él. Básicamente un diálogo en estas condiciones es una capitulación”, afirmó el economista Felipe Pérez Martí, uno de los voceros y exministro de Planificación de Hugo Chávez.

Expresó, además, que la negociación tampoco puede ser considerada legítima, porque los interlocutores de la MUD no representan realmente los intereses de toda la sociedad civil.

“Los actores que estén en ese diálogo no representan a la sociedad civil, ni al resto de los venezolanos. De hecho, tampoco representan a sus partidos, porque sabemos que hay conflictos internos tan grandes que implican que esos dialogantes no representan ni siquiera a sus partidos”, señaló.

En este sentido, dejó claro que la línea del movimiento es mantener la confrontación contra el Gobierno Nacional por la vía de la resistencia pacífica, por encima de la cohabitación que, consideran, mantienen los partidos opositores que participan en diálogos o elecciones.

El diálogo como está planteado, señaló Pérez Martí, solo le da “oxígeno” al gobierno, y de él no se sacan “promesas creíbles” para el país.

“Nosotros sí que queremos una negociación: la de que el Gobierno se vaya. Ahí sí podemos negociar, darle su salvoconducto a Maduro, no meterlo preso sino que se vaya, que se lleve sus churupitos, no muchos, algunos, pero que se vaya”, dijo.

No son los únicos con esta iniciativa. Pérez Martí destacó que nuevos partidos y movimientos -como Soy Venezuela o la Causa R- defienden la necesidad de enfrentar al gobierno y rechazar la convivencia política con él, destacando la lucha pacífica.

Indicó que ya han tenido comunicación con varios representantes de partidos que los apoyan. No precisó con cuáles han tenido acuerdos, pero sí señaló que “es un proceso que va andando”.

“Ya hemos estado conversando con partidos políticos e incluso algunos de ellos nos han apoyado, de manera que es natural que esto ocurra porque hay cierta simbiosis natural. Unos dirigentes gremiales son militantes de partidos políticos y de alguna manera tiene que haber cierta alineación entre el gremio y lo que quiere ese partido para hacer una acción conjunta con la sociedad civil”, explicó.

En este aspecto, Servando Carbone explicó que uno de los objetivos del Movimiento Libertadores es precisamente la creación de un Pacto Republicano con otros movimientos que buscan también que caiga el gobierno.

“El pacto republicano va a ser el acuerdo que lleve a la sociedad civil -ya no dominada por los partidos políticos- y los partidos políticos, todos en un acuerdo para poder llevar lo que nosotros votamos el 16 de julio que es un gobierno de unidad nacional o de transición”, explicó.

Indicó que ya han realizado jornadas con los diversos sectores de la sociedad civil para que entreguen sus aportes a esta estrategia.