Rafael Narváez: Violentar el derecho a la alimentación coloca a Venezuela en un panorama oscuro

rafael narvaez2

Rafael Narváez, coordinador de la Asociación civil Defensa por los Derechos Civiles, advirtió que justo cuando se aproxima el 10 de diciembre, día de la declaración universal de los Derechos Humanos, en Venezuela existe un panorama “muy oscuro” cuando se violenta el derecho a la alimentación, uno de los más importantes que hay en el mundo después del derecho a la vida y la libertad. “Una alimentación precaria en Venezuela se refleja en el llanto y el dolor de las madres porque sus hijos han fallecido por desnutrición infantil”.

Lamentó que mientras la organización humanitaria de la Iglesia Católica, Cáritas denuncia el incremento de casos de desnutrición en el país de forma vertiginosa, el gobierno nacional no hace nada para reducir estos índices. “Tenemos casos muy graves de malnutrición infantil en Zulia, Bolívar, Trujillo y Lara que solo pueden ser definidos como un genocidio en cámara lenta y que pareciera que no sensibiliza a nadie, ni a la oposición ni al oficialismo”.

Narváez enfatizó que la emergencia alimentaria que padece Venezuela debe ser atendida con urgencia debido a los daños irreversibles que está ocasionando en la población más desasistida. “No se trata de política sino de seres humanos que tienen derechos constitucionales pero que lamentablemente se están muriendo como consecuencia del alto costo de la vida indetenible que acabó el acceso a los alimentos básicos”.

Aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro está cegado por su, “prepotencia, malcriadez y soberbia” lo que no le permite buscar soluciones efectivas para reducir el número de víctimas producto de la escasez de todo tipo de insumos necesarios para la vida”, recordando además que, “cuando el estómago suena, éste no cree en reuniones ni diálogos por lo que pueden ocurrir cosas muy duras como otro Caracazo, el cual no deseo bajo ninguna circunstancia”…

Exhortó al Primer mandatario a reflexionar sobre lo que ocurre en Venezuela y proceder a dejar de lado su “orgullo ideológico” y dar los cambios necesarios en beneficio de todo el país y no de un pequeño grupo de seguidores. “Presidente, usted celebró 55 años de vida y con toda seguridad los ingredientes de su torta, en lugar de ser harina de trigo, leche y huevos que no existen para el venezolano, solo pudo ser realizada con lo único que tienen los venezolanos frente a sí, hambruna y gente desesperanzada y muriendo a consecuencia del apartheid político instaurado durante su gestión”.

Nota de Prensa