China expresa su profunda preocupación tras misil lanzado por Pyongyang

Fotografía cedida por la Marina de la República de Corea hoy, miércoles 29 de noviembre de 2017, muestra un misil buque-tierra Haesong-II lanzado por Corea del Sur desde el buque Aegis, para defensa de misiles. El ejército de Corea del Sur realiza un entrenamiento de lanzamiento de misiles cerca a la frontera oriental con Corea del Norte, luego del lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte. EFE/MARINA DE LA REPÚBLICA DE COREA /PROHIBIDO SU USO EN COREA DEL SUR/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS
Fotografía cedida por la Marina de la República de Corea hoy, miércoles 29 de noviembre de 2017, muestra un misil buque-tierra Haesong-II lanzado por Corea del Sur desde el buque Aegis, para defensa de misiles. El ejército de Corea del Sur realiza un entrenamiento de lanzamiento de misiles cerca a la frontera oriental con Corea del Norte, luego del lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte. EFE/MARINA DE LA REPÚBLICA DE COREA /PROHIBIDO SU USO EN COREA DEL SUR/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

 

El Gobierno chino expresó hoy su “profunda preocupación” tras el último misil balístico intercontinental (ICBM) lanzado ayer por Corea del Norte, capaz de portar una cabeza nuclear de gran tamaño y alcanzar todo el territorio de Estados Unidos.

“China manifiesta una profunda preocupación y oposición al lanzamiento (…) y urge encarecidamente a Corea del Norte a atender las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y detener las acciones que eleven las tensiones en la península”, señaló este miércoles un portavoz de Exteriores chino, Geng Shuang.

“Continuaremos defendiendo la desnuclearización de la península así como una solución pacífica del asunto a través del diálogo y la negociación”, añadió.

Geng enfatizó que Pekín “siempre” se ha ceñido a sus obligaciones internacionales “de forma estricta” y que la vía militar “no es la mejor alternativa” para la resolución de la crisis norcoreana.

La televisión estatal norcoreana anunció ayer en su habitual tono solemne el “exitoso” lanzamiento -el primero de Pyongyang tras dos meses y medio sin realizar ningún ensayo balístico- que fue autorizado y presenciado personalmente por su líder, Kim Jong-un.

Se trata de un nuevo modelo de misil balístico intercontinental (ICBM), bautizado como Hwasong-15, capaz de alcanzar la mayor altura hasta la fecha por un proyectil norcoreano, lo que representa un peligroso avance en su programa armamentístico.

Aunque el proyectil voló 950 kilómetros y alcanzó un apogeo de 4.475 kilómetros, algunos expertos creen que podría haber recorrido en un vuelo normal más de 13.000 kilómetros, suficiente para alcanzar Washington o cualquier parte continental de EEUU.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, anunció que su Gobierno abogará por nuevas sanciones contra Corea del Norte a quien instó a abandonar sus ensayos y respetar la legalidad.

Asimismo, Nauert leyó un comunicado del secretario de Estado, Rex Tillerson, en el que anunció que propondrá, junto con Canadá, adelantar la próxima reunión del Comando de Naciones Unidas (UNC), el contingente que controla la Zona de Seguridad Conjunta (JSA) que separa las dos coreas.

Por su parte, el primer ministro surcoreano, Lee Nak-yon, afirmó hoy que el nuevo lanzamiento no fue completado con total éxito, puesto que el proyectil perdió contacto con su centro de control a mitad de trayectoria. EFE