¡Coge Dato! Tips infalibles para mejorar la señal de WiFi en casa

Foto: Archivo
Foto: Archivo

 

Internet se ha vuelto imprescindible en la vida de millones de personas en el mundo y como todos queremos mejorar la señal de WiFi en nuestras casas, acá te mostramos varias recomendaciones para mejorar tu experiencia.

Es importante saber que se deben tomar en cuenta varios factores para tener una red inalámbrica en óptimas condicione y a continuación le presentamos los tips infalibles para lograrlo, reseña el portal Esplota.com

1. La ubicación del ‘router’ es clave

Una de las causas del problema de señal en tu hogar se debe a que la ubicación del dispositivo que proporciona la conectividad de la red no es la ideal. El lugar donde se ubique el ‘router’ es determinante para gozar de una buena experiencia.

“Muchas veces la gente ubica este aparato en lugares que no son convenientes. Por ejemplo, en el piso, detrás del televisor o dentro de un gabinete, entre otras cosas porque no combina con la estética del hogar. Estos dispositivos necesitan de una línea directa con el usuario para la comunicación; por eso, si se instalan en esos lugares la señal se verá afectada”, explica José Félix Vega, profesor del Departamento de Ingeniaría Electrónica de la Universidad Nacional de México.

El experto recomienda ubicar el ‘router’ en un sitio despejado y lo más central posible respecto del espacio que va a cubrir, para que la distribución de la señal sea equilibrada y llegue a todos los rincones. “Las paredes de ladrillo generan una atenuación, pero no es grave. En cambio, las que están hechas con concreto reforzado, que contiene elementos metálicos, matan la señal completamente. El wifi en espacios abiertos puede alcanzar unos 50 metros, pero en un apartamento –con paredes y obstáculos– esa distancia se puede reducir hasta a 10 metros”, señala Vega.

2. Bandas de frecuencia

La red inalámbrica utiliza el espectro radioeléctrico, es decir, unos canales que no son exclusivos de cada usuario, sino compartidos. Por eso, la señal se debilita cuando hay muchos dispositivos conectados a una misma red.

El WiFi funciona en dos bandas de frecuencia: 2,4 GHz y 5 GHz (última generación).

“Como la primera banda es la más usada, existe la posibilidad de intermitencias. La segunda es menos común; por eso, si tiene opción de conectarse con esa frecuencia, la calidad del servicio será más estable”, detalla Jorge Alvis, director de operaciones de Axity, empresa especializada en tecnologías de la información y las comunicaciones.

Para esto, el usuario debe llamar a su proveedor para que se encargue de realizar el ajuste correspondiente. “Pero, ojo: es importante que el ‘router’ pueda funcionar en las dos bandas”, añade Alvis.

Es importante que el ‘router’ se mantenga alejado de aparatos que interfieren esas frecuencias, como los hornos microondas, las consolas de videojuegos y dispositivos inalámbricos como teléfonos, teclados y equipos con bluetooth.

Para leer la nota completa haga clic AQUÍ