Consejo de Seguridad de la ONU condena ataque en el Congo

Vista general de una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en la sede del organismo en Nueva York, 13 de octubre de 2015. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas planea sostener una reunión de emergencia el miércoles para discutir sobre la prueba de una bomba de hidrógeno que llevó a cabo Corea del Norte, dijo la misión de Estados Unidos en el organismo. REUTERS/Mike Segar
Vista general de una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en la sede del organismo en Nueva York, 13 de octubre de 2015. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas planea sostener una reunión de emergencia el miércoles para discutir sobre la prueba de una bomba de hidrógeno que llevó a cabo Corea del Norte, dijo la misión de Estados Unidos en el organismo. REUTERS/Mike Segar

 

 

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas condenó este viernes en los “términos más enérgicos” el ataque contra la base de operaciones de paz de la ONU en la República Democrática del Congo (RDC) y elevó a 15 la cifra de “cascos azules” muertos.

EFE

En el ataque, que se ha convertido en el peor de su historia reciente según denunció hoy el secretario general, António Guterres, también murieron cinco miembros de las Fuerzas Armadas congolesas y otras 53 personas resultaron heridas.

Los integrantes del Consejo expresaron sus condolencias y solidaridad a los familiares de las víctimas, así como al Gobierno de Tanzania, de la RDC y la misión de la ONU, y desearon una rápida recuperación de los heridos.

El ataque tuvo lugar en la noche del jueves contra una base de la misión de la ONU en ese país (MONUSCO) situada en la provincia oriental de Kivu Norte, por parte de un grupo de rebeldes armados, pero no ha sido reivindicado todavía.

Igualmente, los miembros del Consejo condenaron los ataques y provocaciones contra la misión de paz por grupos armados, señalaron en un comunicado.

Enfatizaron que los ataques intencionados contra cascos azules pueden constituir crímenes de guerra bajo leyes internacionales y que no habrá impunidad para esos actos.

Asimismo, hicieron un llamado al Gobierno de la República Democrática del Congo para asegurar que los responsables del ataque sean llevados rápidamente ante la justicia.

También reiteraron su exigencia de que todos los grupos armados cesen “de inmediato” toda forma de violencia, agrega el comunicado.

“Este ataque es un recordatorio del extraordinario sacrificio hecho cada día por estos valientes hombres y mujeres”, afirmaron los miembros del Consejo, que reiteraron su apoyo al representante especial del secretario general de la ONU en la RDC y a la misión de paz en el total cumplimiento de su mandato.

Guterres condenó durante un acto en la sede de la ONU lo ocurrido y advirtió de que este tipo de “ataques deliberados” contra sus fuerzas de paz son “inaceptables”, por lo que hizo un llamamiento a las autoridades de la RDC para que abran una investigación que permita llevar a los responsables ante la justicia.

El noreste de la RDC lleva años sumido en un largo conflicto entre numerosos grupos rebeldes con matanzas a pesar de la presencia del Ejército congoleño y de las fuerzas de la Monusco.

Se calcula que un promedio de más de 5.500 personas abandonan sus hogares cada día en este país en el que más de 70 grupos armados luchan por el control de los recursos, a lo que se suma la demora de la celebración de elecciones presidenciales.