Familia de periodista asesinada en Miami recolecta fondos para repatriar cadáver a Venezuela

wendy-bandera

La hermana de la joven Wendy Bandera, asesinada a manos de su esposo el pasado miércoles, abrió una campaña de recaudación de fondos para poder repatriar el cadáver a Venezuela, donde vive la familia cercana, para poder enterrar sus restos cerca de su hogar materno. Bandera también tiene otros familiares en Colombia.

El Nuevo Herald

En menos de 24 horas, la campaña había logrado $785 de 31 personas que han donado entre $5 y $100 (y para el momento de la redacción de esta nota tomada del Nuevo Herald, la ayuda se ubicaba en 2.510 dólares de 72 personas). Unos cuantos incluso han comentado en la página Go Fund Me para darles un mensaje de aliento a la familia.

“Lamento mucho esta situación para ustedes como familia. Que Dios les de la fortaleza necesaria”, escribió un usuario identificado como Ricardo López.

Repatriación de restos

Repatriar familiares fallecidos del sur de la Florida a Venezuela puede costar aproximadamente $8,000. Los dueños de la funeraria Valles, que tiene su sede en Venezuela pero que cuenta con una sucursal una sede en Miami, aseguraron que el proceso con ellos puede llegar a los $3,500, incluyendo la preparación del cuerpo, el proceso consular, el ataúd y el traslado a las ciudades de Caracas y Barcelona.

Si el destino final del cadáver es otra ciudad, el costo podría incluir una tarifa extra de traslado aéreo.

De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela, el trámite requiere de cinco copias de la partida de defunción (autenticados por el Secretario del estado), cinco copias de la constancia de embalaje adecuado emitido por la funeraria, cinco copias del certificado de tránsito expedido por la funeraria o el departamento de salud estatal y copias del pasaporte, cédula de identidad, partida de nacimiento y acta de matrimonio del difunto.

Adicionalmente, hay que llenar una planilla electrónica.

Luis Siddartha Palacio Madariaga el autor material del hecho y Bandera, que eran primos en segundo grado, tenía supuestamente unos 8 años de relación y se habían ido a Estados Unidos en busca de un mejor de futuro, ante la grave crisis política, económica y social que azota a su país natal.

Palacio había venido primero a EEUU y la periodista había llegado después. Habían solicitado asilo político, aunque se desconocen los pormenores de lo que habrían vivido en Venezuela.

Según los registros del condado Miami-Dade, se casaron el 26 de febrero de 2016 en la ciudad de Hialeah. Sin embargo, Bandera hizo el anuncio oficial en su cuenta de Twitter en julio cuando publicó una fotografía de su mano izquierda con su anillo de casada.

De acuerdo con el canal local Telemundo51, la madre de Bandera le escribió el miércoles a su consuegra para decirle que Palacios había matado a su hija y que la había amenazado previamente con matarla si lo dejaba.