Calzadilla: El domingo el voto no fue voto, fue chantaje

Simon Calzadilla

 

El Secretario General de Movimiento Progresista de Venezuela (MPV) y diputado a la Asamblea Nacional, Simón Calzadilla (Unidad-Aragua), aseguró con beneplácito que los factores de la Unidad se encuentran cohesionándose en función de una estrategia unitaria para avanzar en darle solución a los graves problemas que atraviesan los venezolanos.

Calzadilla resaltó que “continuamos discutiendo un proceso que nos lleve a una definición estratégica donde todos los sectores políticos y sociales del país, deseosos de un cambio en nuestra nación, podamos insertarnos para lograr construir una plataforma popular, social y política lo suficientemente fuerte para vencer el obstáculo que tenemos hoy los venezolanos, que representa el mayor reto de la sociedad, que es con mecanismos democráticos, participativos y electorales, enrumbar a nuestro país por los senderos de la prosperidad y el progreso”.

En ese sentido, detalló que el proceso electoral que cerró el domingo, no puede ser calificado como tal, pues “no hubo el ejercicio libre, soberano e independiente de cada ciudadano en la expresión del voto como la establece la Constitución y la Ley Orgánica de Procesos Electorales (LOPE). Observamos otra vez la violación permanente del artículo 126 de la LOPE, que tipifica como un delito que un elector sea chantajeado en su ejercicio del sufragio. El domingo el voto no fue voto, fue chantaje, amenazando al ciudadano en arrebatarle el precario subsidio alimentario si no votaba por los candidatos del gobierno. Es eso lo que debemos cambiar para que se pueda dar, en el más corto plazo, un auténtico proceso electoral donde el voto sea voto, es decir, la expresión soberana e independiente de cada ciudadano de hacer su escogencia sin presión de ningún tipo. Pero esa conquista no se va a dar sin la lucha organizada, coherente, determinante y participativa de un pueblo articulado con su dirigencia política y ese es el reto que estamos asumiendo las fuerzas de la Unidad, acompañar a la gente en el marco de una estrategia común, para derrotar el fraude en el que se han convertido los procesos electorales en Venezuela”.

Explicó que el gobierno sacó prácticamente la misma votación en las elecciones regionales, “unos números adicionales porque se incorpora la votación del municipio Libertador que no estuvo en los comicios regionales, pero en esencia esa es su capacidad de chantaje electoral: seis millones de votos. Nos toca a los venezolanos construir una plataforma lo suficientemente sólida para enfrentar un proceso electoral, venciendo este esquema de chantaje y allanar el camino de la construcción de la Venezuela de porvenir y progreso para todos los ciudadanos”.

Asimismo, alertó que el gobierno sigue desesperado, intentando aparentar una fortaleza que no tiene, mientras “todos los especialistas del área económica, desde hace tiempo, vienen pronosticando el deterioro y la crisis que hoy estamos padeciendo e insisten y ratifican que el 2018 va a ser el peor de todos y que en el país, la hiperinflación que hoy nos empobrece brutalmente se perfila que será tres veces superior y que habrá mayor escasez, desempleo, mayor padecimiento por falta de medicamentos, es decir, vamos a tener en el primer trimestre del año que viene un país ingobernable e insostenible. Es por ello que responsablemente, el Movimiento Progresista de Venezuela acompaña a las fuerzas de la Unidad como parte de un proceso de negociación en República Dominicana, con la participación activa de cinco gobiernos con sus cancilleres. Donde la comunidad internacional tiene los ojos puestos en esto, para obligar a éste gobierno a darle una salida negociada, democrática y constitucional a la crisis que hoy estamos padeciendo”.

Agregó que los demócratas “no tenemos nada que perder con procesos de negociaciones transparentes y abiertos, como el que estamos promoviendo en República Dominicana. Ayer escuchamos al presidente Nicolás Maduro decir que nos obligó a sentarnos, y no es así. Ustedes (refiriéndose a los voceros del gobierno nacional) no querían la presencia de los cancilleres ni su participación activa y tuvieron que aceptarlo, porque saben que la gobernabilidad de éste país el año que viene es imposible sin una salida negociada, acordada, democrática y con la vigilancia del acompañamiento internacional. Es la única posibilidad de sacar a nuestro pueblo del sufrimiento”.

Simón Calzadilla reiteró su llamado al pueblo venezolano “a que tengan confianza en su dirigencia política, reconocemos que se han cometido errores, que estamos corrigiéndolos y que muy pronto, se harán importantes anuncios no solamente de los partidos políticos sino también de los movimientos sociales de nuestro país, en aras de luchar para producir el cambio que Venezuela necesita”.

Nota de prensa