En Naiguatá se armó la tángana para comprar tres kilos de harina de maíz

Foto La Verdad de Vargas
Foto La Verdad de Vargas

 

Consumidores en Naiguatá, al percatarse que arrancó la repartición de números para comprar tres kilos de harina PAN (harina de maíz) en el supermercado Río Mar, iniciaron una batalla campal con la Guardia del Pueblo durante una hora. Después de amanecer en la calle, no iban a permitir que los funcionarios hicieran la entrega por “amiguismo”, reseña La Verdad de Vargas.

Entregarían 60 números, que serían pocos para la cantidad de personas que se apostaron en el lugar desde la 1:00 de la madrugada de este martes con la esperanza de poder comprar.

“Los guardias entregan esos números a los que menos rato tienen esperando. El que llega de último, compra primero”, reclamó Beatriz Hernández.

Los usuarios corrían de un lado a otro, hasta con bebés en brazos, para conseguir el preciado número. Golpes, empujones, gritos, cachetadas y un sinfín de groserías fue parte del escenario que obligó a comerciantes de locales adyacentes a cerrar por temor al saqueo.

“Lo peor es que ni siquiera ha llegado el camión, todo esto es por ese papel. No se puede negar que muchos de los que pelean son bachaqueros, pero también hay gente con mucha necesidad. Y los Guardias, aturdidos, lanzaron todos los números al piso, así es como los bachaqueros pueden recoger hasta seis números. Lo que hacen es fomentar el desorden”, agregó otro usuario.

Al parecer, no solo había habitantes de Naiguatá, sino de todo el estado, incluso algunos foráneos de Guarenas y hasta de Los Teques, que vienen todos los martes porque saben que el despacho de Polar a esta tienda es fijo.