Un Maduro muy “agradecido” ironiza tras expulsión de sus diplomáticos en Brasil y Canadá

El presidente Nicolás Maduro (Foto: Reuters)
El presidente Nicolás Maduro (Foto: Reuters)

 

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ironizó este miércoles sobre la decisión de los gobiernos de Brasil y Canadá de expulsar a los diplomáticos de Caracas de sus países, agradeciendo que “acataran” una medida de la Asamblea Constituyente que desconocen.

“Me gusta mucho (…) que el gobierno no electo de ultraderecha en Brasil y el gobierno con complejo imperialista, de ultraderecha y racista de Canadá han reconocido el poder plenipotenciario de la Asamblea Nacional Constituyente”, dijo Maduro, durante un acto oficial.

“Canciller, deles las gracias de mi parte, por favor, oficialmente, por escrito”, agregó el mandatario al dirigirse a su ministro de Exteriores, Jorge Arreaza.

A comienzos de semana Canadá y Brasil anunciaron la expulsión de los máximos representantes diplomáticos de Venezuela en sus países, una reacción a la declaratoria de los suyos como “personas non gratas” por parte de la Constituyente.

Los gobiernos brasileño y canadiense se niegan a reconocer a ese órgano que impulsó Maduro y que rige en Venezuela desde agosto como un suprapoder, integrado únicamente por chavistas.

La oposición rechazó postular candidatos, al denunciar que su convocatoria fue “fraudulenta”.

La decisión de la Constituyente se produjo tras pronunciamientos de Brasil y Canadá contra leyes que aprobó, una de las cuales obligará a los tres principales partidos opositores a reinscribirse si desean participar en las presidenciales de 2018, tras marginarse de los pasados comicios municipales.

“El gobierno de Canadá y el gobierno no electo de Brasil acataron la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente, lo cual significa que son los dos primeros gobiernos de derecha del continente que acatan” su “carácter plenipotenciario”, expresó Maduro.

Las relaciones diplomáticas entre Brasil y Venezuela fueron congeladas en agosto de 2016, a consecuencia de las críticas de Caracas al ‘impeachment’ que destituyó a Dilma Rousseff (2011-2016) y llevó al poder a Michel Temer.

A la vez las tensiones han crecido entre Ottawa y Caracas después de que el primero impuso en noviembre sanciones contra altos funcionarios y militares de Venezuela, Rusia y Sudán del Sur por supuestas violaciones de derechos humanos y corrupción.

AFP