Yulimar Rojas, Eider Arévalo y Etiene Medeiros, héroes latinos del 2017

Athletics - World Athletics Championships – women’s triple jump final – London Stadium, London, Britain – August 7, 2017 – Yulimar Rojas of Venezuela reacts after winning the final. REUTERS/Dylan Martinez
Athletics – World Athletics Championships – women’s triple jump final – London Stadium, London, Britain – August 7, 2017 – Yulimar Rojas of Venezuela reacts after winning the final. REUTERS/Dylan Martinez

La venezolana Yulimar Rojas estiró sus piernas de palmípedo hasta los 14,91 metros y conquistó el título mundial de triple salto, una de las hazañas más grandes de una deportista latinoamericana en el año 2017, reseñó EFE.

En agosto pasado la joven de 22 años derrotó en Londres a la favorita colombiana Caterine Ibargüen y se erigió en la nueva rosa de los vientos que marcó los puntos cardinales de su prueba.

Colombia se recuperó del revés con la victoria de Eider Arévalo en la caminata de 20 kilómetros, la otra gran proeza de América Latina en los Mundiales de Atletismo. Arévalo hizo la competencia de su vida en el mejor momento y reinó con tiempo de 1h 18:53.

Al alcanzar la mayoría de edad, Rojas y Arévalo fueron dos de los héroes del deporte latinoamericano en el año 2017, primera parada del ciclo que culminará en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Además de Ibargüen, ganó plata en Londres la mexicana Guadalupe González, en la caminata de 20 kilómetros, y quedaron en bronce el brasileño Caio Bomfim, en esa misma prueba, y el dúo de la cubana Yarisley Silva y la venezolana Robeilys Peinado, que compartieron el tercer lugar en salto con garrocha.

La brasileña Etiene Medeiros dio la nota en los Mundiales de natación de Budapest al ganar el oro en los 50 metros estilo espalda. Encabezó la chica de 26 años los triunfos de Brasil que tuvo en Ana Marcela Cunha una coleccionista de preseas en Aguas Abiertas, con oro en los 25 kilómetros y par de bronces en 5 y 10, en ésta última prueba detrás de la ecuatoriana Samantha Arévalo.

Los hombres brasileños se mantuvieron entre los mejores del mundo con las preseas de plata de Bruno Fratus, en 50 estilo libre, Joao Gomes, en 50 braza y Nicholas Santos, en 40 mariposa. Fratus encabezó el relevo 4 por 100 libre que también fue segundo, completado por Gabriel Santos, Marcelo Chiericgini y César Cielo.

En Budapest Rommel Pacheco y Viviana del Ángel ganaron plata en los clavados mixtos y mantuvieron a los saltadores mexicanos entre los mejores del mundo. Adriana Jiménez fue subcampeona mundial en clavados de altura, otro gran logro para México en el año.

Cuba tuvo un año flojo, pero brilló en boxeo con cinco títulos mundiales en Hamburgo, de Joahnys Argilagos, en 48 kilos, Yosvany Veitía (52), Andy Cruz (64), Julio César La Cruz (81) y Erislandi Savón (91).El welter Roniel Iglesias ganó plata en peso welter, y el ligero Lázaro Álvarez, bronce, en un Mundial en el que el medallista olímpico colombiano Yuberjen Martínez fue bronce de los moscas ligeros y el ecuatoriano Carlos Mina, en los pesados.

Los mexicanos María Espinoza, de 73 kilos, y Carlos Navarro, de 58, conquistaron bronce en los Mundiales de taekwondo en los que Colombia se hizo de un bronce, de Andrea Ramírez, en 46 kilogramos.

La gran cosecha colombiana fue en los Mundiales de halterofilia en los que el país ganó oro con Francisco Mosquera en 62 kilos y Leydy Solís, en 69, plata con Lina Rivas, en 63 y bronces con Ana Iris Segura (48) y Mercedes Pérez (63).

El chileno Arley Méndez, nacido en Cuba, ganó el Mundial de levantamiento de pesas en 85 kilos, en el que su país adoptivo se hizo de una plata de María Fernanda Valdés, en 90 kilos. La ecuatoriana Neisi Dajomes fue segunda en 75 kilogramos y la dominicana Crismery Santana, tercera en los 90.

En el Mundial de lucha, estilo grecorromano el cubano Yasmani Acosta fue tercero en el peso completo con el uniforme de Chile. En la justa con sede en París el equipo Cuba ganó tres bronces, con Óscar Pino (130 kilos) en greco, y Yowlys Bonne (61) y Alejandro Valdés (65), en libre, mientras en mujeres la colombiana Jackeline Rentería fue tercera en 63 kilos.

Las victorias del deporte latinoamericano este año fueron en varias disciplinas. En judo la brasileña Mayra Aguilar ganó el Mundial en 78 kilos, la puertorriqueña María Pérez, fue plata en 70 y la colombiana Yuri Alvear, bronce en ese mismo peso, mientras las cubanas Idalis Ortiz, de la categoría Abierta, y Kaliema Antomarchi, en 78 quedaron terceras de sus divisiones.

David Moura fue plata en más de 100 kilos y Rafael Silva bronce, en otras dos actuaciones brillantes de Brasil en el año.

En ciclismo de pista Colombia ganó platas en keirin con Fabián Puerta y Martha Bayona, y en los 500 metros contrarreloj con Miriam Welte, y Mariana Pajón fue bronce en BMX. En tiro con arco Colombia ganó oro por equipos en arco compuesto en la prueba masculina y bronce en la femenina y México, plata en arco recurvo de mujeres.

Venezolanos, colombianos, brasileños, cubanos, mexicanos, chilenos, ecuatorianos, puertorriqueños y dominicanos brillaron este 2017 entre los mejores del mundo. Lo hicieron con jóvenes, lo cual alimenta el sueño latino a menos de tres años de Tokio 2020.