Corte dictamina que el contador de Auschwitz, de 96 años, debe ir a prisión

FILE PHOTO: Oskar Groening, defendant and former Nazi SS officer dubbed the "bookkeeper of Auschwitz", is pictured in the courtroom during his trial in Lueneburg, Germany, July 15, 2015. REUTERS/Axel Heimken/Pool/File Photo
Oskar Groening REUTERS/Axel Heimken/Pool/File Photo

 

La corte constitucional de Alemania dictaminó que un alemán de 96 años debe ir a prisión por su rol en los asesinatos masivos en el campo de concentración Nazi de Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, en una negativa a revocar un fallo de un tribunal inferior.

Oskar Groening, conocido como el “contador de Auschwitz” por su trabajo contando el dinero tomado de las víctimas del campo, fue condenado a cuatro años de cárcel en 2015, pero disputas sobre su salud y edad han demorado el inicio de la sentencia.

La corte constitucional rechazó el argumento de los abogados de Groening de que el encarcelamiento a su avanzada edad podría violar su derecho a la vida, y agregó que la gravedad de sus crímenes significaba que existía una necesidad particular de que sea visto recibiendo un castigo.

FILE PHOTO: Oskar Groening, defendant and former Nazi SS officer dubbed the "bookkeeper of Auschwitz" leaves the court after the announcement of his verdict in Lueneburg, Germany, July 15, 2015. REUTERS/Fabian Bimmer/File Photo
 Oskar Groening REUTERS/Fabian Bimmer/File Photo

“El demandante ha sido hallado culpable de cómplice de asesinato en 300.000 casos relacionados, lo que significa que hay una importancia particular en ejecutar la sentencia que el estado ha exigido”, escribieron los jueces, confirmando el fallo de la corte regional de Celle.

No hubo otra apelación al dictamen de la corte constitucional. El fallo deja abierta la posibilidad de que Groening pueda ser liberado si su salud se deteriora.

En una batalla legal en 2015 vista como uno de los mayores juicios del Holocausto de los últimos tiempos, los fiscales dijeron que a pesar de que Groening no mató a nadie mientras trabajaba en Auschwitz, en la ocupada Polonia, ayudó apoyando al régimen responsable de los asesinatos masivos al clasificar el dinero incautado de los judíos capturados.

Groening, quien admitió ser moralmente culpable, dijo que era un Nazi entusiasta cuando fue enviado a trabajar a Auschwitz in 1942, cuando tenía 21 años.

El hombre cobró notoriedad en 2005 después de dar entrevistas sobre su trabajo en el campo, en un intento por persuadir a quienes niegan el Holocausto de que el genocidio había tenido lugar.

Unos 6 millones de judíos fueron asesinados durante el Holocausto liderado por Adolf Hitler.