Gobierno argentino denuncia penalmente a diputados opositores

Foto Referencial
Foto Referencial

 

El gobierno de Mauricio Macri denunció este viernes penalmente a diez diputados de la oposición argentina, a los que acusa de intentar impedir que sesione la Cámara baja para tratar una polémica reforma de jubilaciones.

Ocho legisladores que responden a la expresidenta Cristina Kirchner y dos de la izquierda radicalizada fueron acusados de los delitos de “atentado agravado de funcionario público, resistencia o desobediencia a funcionario público, y encubrimiento” durante la escandalosa sesión legislativa del 14 de diciembre, que finalmente se suspendió, según el texto de la inusual denuncia divulgado el viernes.

De acuerdo a la causa recayó en el juzgado de María Servini de Cubría, los diez diputados habrían intentado hacer caer la escandalosa sesión dejando ingresar a personas ajenas al Congreso para que irrumpan en el recinto y protagonizando incidentes con fuerzas de seguridad al intentar impedir detenciones en la calle.

Ese día el Parlamento había estado vallado desde la madrugada y rodeado por decenas de camiones de la gendarmería (policía militarizada) y efectivos de las fuerzas de seguridad, que incluso dificultaron la llegada de los propios parlamentarios.

Dos de los acusados, los diputados kirchneristas Mayra Mendoza y Horacio Pietragalla, fueron rociados en el rostro y a corta distancia con gas pimienta por efectivos de seguridad, según registros de imágenes.

La denuncia involucra además a los también diputados kirchneristas Leopoldo Moreau, Andrés Larroque, Daniel Filmus, Marcos Cleri, al exministro de Economía Axel Kicillof y a Máximo Kirchner, hijo de la exmandataria.

También apunta contra los legisladores del Frente de Izquierda Nicolás del Caño y Myriam Bregman, así como contra el exvicegobernador de la provincia de Buenos Aires, el peronista Gabriel Mariotto.

La denuncia lleva la firma de Guillermo Soares Gache, del ministerio de Seguridad.

El 14 de diciembre, se desencadenaron violentos disturbios alrededor del Congreso, adonde miles de manifestantes se habían movilizado para pedir a los legisladores que rechacen el proyecto de reforma previsional.

La reforma que modifica el cálculo de pensiones de unos 17 millones de beneficiarios fue finalmente aprobada cuatro días más tarde en otra sesión, en medio de violentas protestas con heridos y decenas de detenidos.

Con esta reforma el gobierno de Macri espera ahorrar unos 100.000 millones de pesos (unos 5.600 millones de dólares) para reducir el fuerte déficit fiscal de 4,2% este año.

Como eco del operativo represivo del 18 de diciembre, este viernes fue detenido un oficial del Grupo de Operaciones Motorizadas de la Policía Federal que le pasó con su moto por encima a un joven cartonero (reciclador de residuos) de 19 años, cuando éste ya estaba tirado en el piso. También fueron arrestados dos manifestantes acusados de golpear a un efectivo caído.

AFP