Asesinan a venezolano en Cúcuta

El rastro de sangre que quedó sobre el canal Bogotá, fue la evidencia del macabro asesinato del venezolano. / Foto: La Opinión
El rastro de sangre que quedó sobre el canal Bogotá, fue la evidencia del macabro asesinato del venezolano. / Foto: La Opinión

 

La última vez que los familiares del venezolano Edinson Ernesto Gómez Moreno supieron de él, fue sobre las 10:00 de la noche del martes, cuando salió de la residencia donde vivía, cerca de la Terminal de Transportes en Cúcuta, con el propósito de ir a comprar unas arepas para cenar, publica La Opinión.

Sin embargo, las horas pasaron y Gómez no regresaba a dormir, por lo que su papá y una de sus hermanas, decidieron buscarlo por los alrededores, sin tener ninguna respuesta.

Fue después de las 3:30 de la madrugada de este miércoles, cuando una mujer le contó a los parientes de Edinson que lo habían matado a puñaladas, en el Canal Bogotá, debajo del puente Eustorgio Colmenares, ubicado sobre la avenida 5 con calle 4 del barrio Latino.

Hasta ese lugar arribaron miembros de la Seccional de Investigación Criminal (Sijín) de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), quienes practicaron la inspección y el levantamiento del cadáver.

Los planes

Mientras el papá de Gómez Moreno adelantaba este miércoles los trámites para reclamar el cadáver de su hijo, recordó con tristeza que a pesar de que vendieron algunas mercancías con la ilusión de recibir el Año Nuevo en Caracas (Venezuela), su ciudad de origen, el dinero no les alcanzó, por lo que tuvieron que quedarse en Cúcuta.

Tomándose la cabeza con sus manos, el padre aseguró que su hijo, de 18 años, no tenía problemas ni amenazas y que no sabe qué estaba haciendo en el lugar donde lo atacaron. Según el reporte policial, le propinaron al menos 30 puñaladas.

Los familiares no descartan que el hecho sea producto de un atraco, debido a que Gómez tenía el dinero de las ventas del día de un puesto donde su familia vende aguacate y coco, cerca de la Terminal de Transportes.

Gómez llegó a Cúcuta hace dos meses a trabajar junto a su papá y una de sus hermanas.

Entre tanto, el coronel Javier Barrera, comandante de la Mecuc, solo aseguró que se adelantan las investigaciones para esclarecer el crimen.

La escena del homicidio es frecuentada por habitantes de la calle que tienen como refugio este sector de la ciudad.