Piden al Cicpc y al MP que investiguen asesinato de anestesiólogo en Bolívar

Doctor Pablo Asuaje

 

Miembros de la Sociedad Científica de Anestesiólogos, Seccional Bolívar, solicitaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), al Ministerio Público y al Poder Judicial investigar y aplicar justicia a los responsables del asesinato del doctor anestesiólogo Pablo Gerardo Asuaje Valenzuela, ocurrido en la noche del 1 de enero, reseñó El Correo del Caroní.

Versiones extraoficiales indican que Asuaje, de 44 años de edad, estaba junto a su esposa Marisol Díaz, también anestesiólogo, cuando fueron interceptados por delincuentes en el Campo B de Ferrominera Orinoco para robarle la camioneta Jeep Cherokee en la que se trasladaban. Al resistirse al asalto, el doctor recibió un impacto de bala en el pecho y murió minutos después de ser ingresado en la Clínica Familia.

La Sociedad Venezolana de Anestesiología, Seccional Bolívar, lamentó a través de un comunicado el asesinato de Asuaje “quien fue víctima de la delincuencia que impunemente azota a la nación” e indicó que el doctor era miembro titular activo de la organización, especialista en anestesiología y terapia del dolor, “con principios éticos y profesionales intachables al servicio de la comunidad de Ciudad Guayana”.

El gremio solicitó investigar el crimen de Asuaje “considerando que es esencial que los derechos humanos contemplados en nuestra carta magna deben ser protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.

Miembros de la Sociedad Científica de Anestesiólogos, Seccional Bolívar, solicitaron al Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), al Ministerio Público y al Poder Judicial investigar y aplicar justicia a los responsables del asesinato del doctor anestesiólogo Pablo Gerardo Asuaje Valenzuela, ocurrido en la noche del 1 de enero.

Versiones extraoficiales indican que Asuaje, de 44 años de edad, estaba junto a su esposa Marisol Díaz, también anestesiólogo, cuando fueron interceptados por delincuentes en el Campo B de Ferrominera Orinoco para robarle la camioneta Jeep Cherokee en la que se trasladaban. Al resistirse al asalto, el doctor recibió un impacto de bala en el pecho y murió minutos después de ser ingresado en la Clínica Familia.

La Sociedad Venezolana de Anestesiología, Seccional Bolívar, lamentó a través de un comunicado el asesinato de Asuaje “quien fue víctima de la delincuencia que impunemente azota a la nación” e indicó que el doctor era miembro titular activo de la organización, especialista en anestesiología y terapia del dolor, “con principios éticos y profesionales intachables al servicio de la comunidad de Ciudad Guayana”.

El gremio solicitó investigar el crimen de Asuaje “considerando que es esencial que los derechos humanos contemplados en nuestra carta magna deben ser protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”.