¿Te está utilizando?… Con estos tips lo sabrás

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

El vínculo que sentimental que surge cuando dos personas se aman, es una de las cosas más hermosas que podrás experimentar en la vida. Sin embargo, hay hombres que solo se involucran con una mujer para no sentirse solos, no porque realmente estén enamorados.

¿Y cómo detectar cuando un hombre hace eso con nosotras? ¡Hoy te lo diremos!

Salen solo cuando él quiere

Hacer planes con tu pareja (o con la persona que te gusta) es de las cosas más divertidas, ya que deben mezclar sus ideas para dirigirse a un lugar que complace a los dos y, por lo tanto, la toma de decisiones en cuanto al día, la hora, y la actividad, debe elegirse por ambos, no solo por él.

Si él se muestra indispuesto cuando tú haces una sugerencia para ir a algún lugar, quiere decir que no le importas lo suficiente, ya que solo se basa en lo que él quiere: salen cuando a él le place sin importar que tú tengas otros planes con tus amigas o familiares.

Y lo peor que puedes hacer, es ceder ante ello. Date tu lugar y abre los ojos. Un hombre que no te toma en cuenta, no te merece.

O al revés: acepta pero no propone

Eres tú la que siempre propone las citas y los encuentros, y él se muestra indiferente ante las posibles actividades que podrías realizar. Dice ‘sí, sí’, pero no muestra entusiasmo por salir contigo, pues solo lo hace por cumplir.

No se molesta en preguntar cómo estás

Sabemos que la comunicación es cada vez más consistente y efectiva ¿y él ni siquiera se toma el tiempo para enviarte un mensaje que tan solo diga “hey”, “¿cómo estás?”, “deberíamos salir”. Tampoco es obligación que te escriba una carta. El hecho que se tome el tiempo para enviarte un pequeño mensaje, puede cambiarlo todo.

Si tú eres quien siempre inicia la conversación o eres la que se preocupa por saber cómo está sin tener lo mismo de vuelta, es muy probable que esa persona no esté interesado lo suficiente en ti.

Te hace sentir especial (solo por momentos)

Cuando salen, tiene lindos detalles contigo, haciéndote creer que realmente le importas (y, de cierta manera, es una técnica que utiliza para que no te vayas). Sin embargo, cuando cruza esa puerta, parece como si se olvidara totalmente de tu existencia.

Tú te mueres por enviarle un mensaje (y a veces lo haces) pero no debes ceder a la tentación. Abstenerte de hablarle puede ser la mayor prueba para saber si realmente le interesas. Si él no da señales de vida mientras tú no te comunicas, créeme que él solo te está utilizando para no sentirse solo.

No cedas a la tentación, no cedas a los emoji de caras con corazones, no cedas a sus mentiras y sus intentos de cortejarte. Aprende a detectar cuando ese hombre solo está contigo para no sentirse solo y no porque realmente te quiere.

Debes ser lo suficientemente inteligente para saber que no mereces a un hombre que te trate de esa manera.

Te dice que va a cambiar

Si has detectado sus actitudes de indiferencia, es probable que le hayas comentado que no te sientes cómoda ante esa situación. Es por ello que te ha prometido que cambiará, pero eso nunca pasa.

Olvida las cosas

Si le has comentado que te gustaría ir al cine y él acepta pero de último momento cambia de opinión o simplemente se le olvida de haber quedado en ese acuerdo, es muy probable que ese hombre no te aprecie lo suficiente.

Lo podrías justificar con que es una persona “muy distraída” pero cuando un hombre olvida continuamente los acuerdos a los que han llegado días anteriores, significa que no le interesas ni le interesarás.

Eres su gratificación instantánea

Si tiene todas las actitudes que te mostramos anteriormente, significa que eres su juguete, la mujer que lo acompaña físicamente pero no emocionalmente. No te visualiza como su pareja de por vida, solo está contigo para pasar el momento.

No cedas, no respondas su mensajes ni llamadas. Deja que se ahogue en su soledad y mentiras. No le des el gusto de que te maneje a tu antojo, porque tu corazón es tan grande, que merece ser tratado por un verdadero hombre, no por un patán.

Nota tomada de Soy Carmín