Griselda Reyes se solidarizó con familiares de las víctimas del naufragio en Curazao

griselda reyes

La ex candidata a la alcaldía de Baruta Griselda Reyes, se solidarizó este jueves con los familiares de las víctimas venezolanas que naufragaron a varios kilómetros antes de llegar a Curazao, cuando intentaban escapar de la crisis económica y social que azota a Venezuela desde hace cuatro años y que se ha profundizado en los últimos meses.

La también empresaria del municipio Baruta, manifestó su pesar por la pérdida de cuatro vidas, hombres y mujeres jóvenes, en etapa productiva que, desesperados por no poder satisfacer sus necesidades básicas, “se arriesgaron a huir de la miseria y el hambre hacia un país vecino con una maleta llena de sueños de progreso, sin imaginar que iban a perder lo más preciado en ese intento”.

Las autoridades curazoleñas reportaron en horas de la tarde del miércoles, que cuatro venezolanos que partieron en bote desde las costas del estado Falcón, murieron tras naufragar la pequeña embarcación en la que se desplazaban hacia este territorio autónomo del Reino de los Países Bajos.

La semana pasada, el presidente Nicolás Maduro ordenó suspender el intercambio aéreo y marítimo con las islas de Aruba, Curazao y Bonaire, alegando que estos territorios insulares se prestan para el contrabando de extracción de productos venezolanos, comportamiento que, a su parecer, forma parte de una “guerra económica” que mantiene al país sumido en una emergencia humanitaria sin precedentes. Esta decisión presidencial de 72 horas, fue prorrogada esta misma semana por tiempo indefinido.

Durante el último año, numerosos venezolanos agobiados por la crisis, han viajado rutinariamente a Colombia y Brasil, pero también a Aruba, Curazao, Bonaire y Trinidad y Tobago, a comprar productos básicos que no se consiguen en Venezuela. Pero muchísimos más, han emigrado hacia esos territorios y otros muchos más lejanos, en busca de trabajo y oportunidades que no conseguirán en el país hasta tanto se cambie el modelo económico de controles impuesto por el gobierno.

“La realidad por la cual está atravesando Venezuela es dramática. El país colapsó, las instituciones colapsaron y quienes habitamos esta tierra maravillosa estamos sobreviviendo en medio de un caos alimentado por la escasez y el desabastecimiento de alimentos y medicinas, por la hiperinflación que acabó con todo poder adquisitivo, por la inseguridad, la impunidad, la corrupción, los controles desmedidos y la pérdida de valores y principios. En cualquier país donde se implantan controles, ocurren calamidades como la que hoy estamos confrontando”, agregó Reyes.

Para la dirigente social y empresaria, la tragedia golpeó en esta oportunidad a cuatro familias venezolanas que cifraron sus esperanzas en un viaje sin retorno. “No deja de preocuparnos el destino de esos hijos que anhelaban que sus padres consiguieran un empleo digno que les proporcionara recursos para subsistir en Venezuela; nos mortifica el destino de esas madres que no volverán a ver el rostro de sus hijos, el de esas esposas o esposos que, tal vez, eran el único sustento de un hogar. Esos familiares ahora son tan víctimas como quienes murieron ahogados soñando con un mejor futuro para todos”.

Finalmente, Reyes pidió a las autoridades gubernamentales dejar de lado la soberbia y reconocer de una vez por todas, la existencia de una crisis humanitaria, a fin de que en el país se abra un corredor que permita el acceso de alimentos, medicamentos y otros bienes y servicios determinantes para sostener a millones de venezolanos que hoy se debaten entre la vida y la muerte, mientras se adoptan políticas tendientes a rescatar a los sectores agrícola y pecuario que, tras activarse, comiencen a generar los productos que garanticen la soberanía alimentaria.

Nota de prensa