Una venezolana es la primera víctima de feminicidio en España en 2018

Exterior de la vivienda ubicada en el municipio tinerfeño de Los Realejos donde una mujer de 46 años y nacionalidad venezolana fue hallada muerta anoche con heridas de arma blanca infligidas presuntamente por su pareja que se encuentra muy grave tras sufrir un accidente de circulación cuando al parecer huía del domicilio conyugal. EFE/Cristóbal García
Exterior de la vivienda ubicada en el municipio tinerfeño de Los Realejos donde una mujer de 46 años y nacionalidad venezolana fue hallada muerta anoche con heridas de arma blanca infligidas presuntamente por su pareja que se encuentra muy grave tras sufrir un accidente de circulación cuando al parecer huía del domicilio conyugal. EFE/Cristóbal García

 

Una mujer venezolana de 46 años se ha convertido en la primera víctima mortal del 2018 por violencia machista en España, al ser asesinada presuntamente por su pareja, un varón español de 68 años, en su domicilio de Santa Cruz de Tenerife, en el archipiélago de Canarias.

El hallazgo del cadáver, que presentaba heridas de arma blanca, tuvo lugar en la noche del viernes, confirmaron a Efe fuentes de la Policía Local, que se personó en la vivienda alertada por los vecinos que escucharon una pelea.

La fallecida había presentado una denuncia por violencia machista contra su pareja el pasado día 8, que fue archivada, según indicó el representante del Gobierno español en Santa Cruz de Tenerife, Guillermo Díaz Guerra.

En declaraciones a la prensa, Díaz Guerra explicó que, tras la denuncia de la mujer, la situación se había catalogado como “de riesgo bajo” ya que constaban solo agresiones verbales y no físicas, y que hace tres días la Policía se puso en contacto con ella para preguntar por su situación, a lo que respondió que estaba “tranquila”.

“La Policía le recomendó adoptar medidas de autoprotección como no convivir en el mismo domicilio, cesar definitivamente la relación y acudir a los servicios sociales del ayuntamiento para que le dieran pautas de comportamiento y las recomendaciones correspondientes”, dijo.

Díaz Guerra confirmó que fue la Policía Local quien descubrió el cadáver alertada por los vecinos y explicó que cuando llegaron al inmueble el presunto agresor había huido y se dieron cuenta de que faltaba su vehículo.

Una vez localizado, se inició una persecución en la que el presunto autor del crimen terminó colisionando con otro automóvil, provocando dos heridos que se encuentran fuera de peligro, mientras que él fue detenido y trasladado a un hospital, donde se encuentra ingresado bajo custodia policial.

Díaz Guerra indicó que la víctima y su presunto agresor habían sido pareja durante diez años, aunque al parecer habían roto la relación.

En el momento de los hechos se encontraba en la vivienda una niña de nueve años, nieta de la fallecida, a la que él había reconocido como hija y a la que, tras agredir a su pareja, llevó a casa de un conocido donde fue localizada poco después en buen estado.

España terminó 2017 con 48 mujeres muertas por violencia machista, ocho niños asesinados por las parejas o exparejas de sus madres y 27 menores huérfanos, unas cifras que rebasaban las del año anterior, según datos oficiales. EFEEFE