Este martes desalojarán a los venezolanos que duermen en canchas deportivas de Cúcuta

En Sevilla, una marcha comenzó pacificamente, pero terminó en un conato de disturbio que fue controlado por el Esmad.
En Sevilla, una marcha comenzó pacificamente, pero terminó en un conato de disturbio que fue controlado por el Esmad.

 

Este miércoles a las 8 de la mañana, los campos deportivos del barrio Sevilla estarán libres, informa La Opinión.

A esa hora no habrá ni un solo venezolano en lo que ellos llaman el Hotel Caracas, dormitorio para cientos de indigentes que se acomodan en las canchas de baloncesto y de fútbol.

Así lo prometió de manera solemne el alcalde, César Rojas, al término de una tumultuosa reunión con vecinos de Sevilla, que intentaron agredir a los extranjeros y luego advirtieron que no se moverían de las calles que bloqueaban si no había una solución al problema de inseguridad y desaseo generado por quienes duermen en la zona.

Bajo un sol agobiador, el Escuadróm Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía debió actuar para proteger a los inmigrantes.

Según denuncias, los inmigrantes ejercían tal poder en la instalación deportiva, que los vecinos de Sevilla debían pagar para usarlas.

Como dijo un líder, solo falta que “las bandas delincuenciales se tomen el poder del barrio”.

“Nos tocó bloquear las vías, porque esta situación ya es invivible, nada la justifica”, dijo la vecina Clara Vera. “Exigimos soluciones al alcalde”.

Vera aprovechó la presencia del alcalde, para señalar que los vecinos no son xenofóbicos, pero a los venezolanos no los queremos más aquí, pues “están están cometiendo actos delincuenciales, amenazan a los vecinos y le dan mal uso a la cancha”.

 En la cancha, los venezolanos suplicaron por ayuda antes de ser desalojados.
En la cancha, los venezolanos suplicaron por ayuda antes de ser desalojados.

 

En medio de la protesta, Jorge Villamizar, defensor regional del pueblo, quien también llegó al lugar, dijo conocer los problemas generados por los extranjeros asentados allí, pero afirmó que “sacarlos a la calle no es la solución. Hay que buscar una manera para que ellos duerman en Venezuela y trabajen acá”.

Ante esto, el alcalde Rojas aseguró: “he concertado con ellos y estamos en una política de ayudarles para ver cómo se devuelven para Venezuela, para evitar esta confrontación que hay entre los habitantes de Sevilla y los alrededores”.

Sostuvo, además, que estaba proponiendo unos albergues y unos dormitorios, pero que la Cancillería, la Unidad de Riesgo y la ONU le dijeron que “no es viable esa solución, por cuanto en Venezuela no hay una guerra”, y que como alcalde, él acata las directrices de orden nacional.

En la cancha, los venezolanos suplicaron por ayuda antes de ser desalojados.

Así mismo, ante rumores de que los extranjeros serán reubicados en el matadero, Rojas aclaró que es falso, y aclaró que lo están limpiando y adecuando para “otra cosa”.

José Manuel Contreras, presidente de la Junta de Acción Comunal de Sevilla, dijo que la comunidad se cansó de esperar, “y por eso se le pedimos al alcalde que se los lleve, pues así como tenemos deberes, también tenemos derechos”.

Mauricio Franco, secretario de Seguridad Ciudadana, cuestionó que no se le está dando uso adecuado a la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF), que es para entrar y salir del país durante un período máximo de siete días, pero hay personas con más de tres meses en la ciudad.

El funcionario invitó a los inmigrantes a legalizar su documentación y buscar una solución definitiva.

Unos cien inmigrantes que estaban allí y tenían pasaporte recibieron apoyo oficial para trasladarse a otras ciudades que tienen como destino.

La protesta terminó con la orden de que el Esmad custodie las canchas hasta el miércoles.

Cansados, habitantes de sevilla salieron a las calles a pedir la recuperación de sus espacios deportivos.

En la cancha, los venezolanos suplicaron por ayuda antes de ser desalojados.

Aunque la marcha comenzó pacífica terminó en un conato de disturbio que fue controlado por el Esmad.

Reacciones

César Rojas, Alcalde de Cúcuta

“Ellos no son refugiados, no hay una guerra civil en Venezuela por lo cual no podemos hablar de albergues o refugios. Ellos pueden trabajar en las calles, deambulando como vendedores informales, pero no pueden dormir en estos escenarios deportivos, ni en las calles, ni en los parques, pues no se va a permitir. Esto no es de recursos es de decisiones, de tomar decisiones para que ellos no duerman ni sigan durmiendo acá. Hemos sido permisivos con ellos pero ya hay confrontaciones con los vecinos por eso vamos a tomar decisiones”.

Mauricio Franco, secretario de Seguridad Ciudadana

“Los que están legales, bienvenidos, pero los que están ilegales tienen que buscar otra manera porque ya están ocasionando un problema. No pueden permanecer de manera indefinida en territorio colombiano con esa tarjeta (movilidad fronteriza). Acá no hay las mínimas condiciones de salubridad ni de nada”.

Jorge Villamizar, Defensor del Pueblo

“El miércoles, a las 8 de la mañana, la Defensoría del pueblo y los amigos de la Policía los van acompañar (a los extranjeros) para que no pase absolutamente nada, para que no se metan con ustedes y les respeten los derechos. Me preocupa que para sacarlos tengan que atropellarlos”.