Líderes opositores que no podrán ser candidatos en próxima elección presidencial de Venezuela

opositores

 

Casi todos los líderes opositores más populares de Venezuela están fuera de la competencia política, ya sea porque están presos, en el exilio o inhabilitados para ocupar cargos públicos, reseñó Reuters.

Tales circunstancias han dejado a la oposición más fragmentada y sin un claro abanderado para las elecciones presidenciales que se realizarán antes del 30 de abril, y en las que el mandatario Nicolás Maduro seguramente buscará la reelección.

A continuación, una lista de los políticos opositores que no podrán ser candidatos en la votación:

Henrique Capriles

Este abogado de 45 años, que fue dos veces aspirante a la presidencia, es conocido por su postura moderada y su acercamiento hacia sectores desencantados del “chavismo”, especialmente entre los más humildes.

En 2013 perdió por un estrecho margen ante Maduro.

En abril, la Contraloría General le impuso a Capriles una prohibición de aspirar a cargos públicos por 15 años, en una sanción por supuestos malos manejos de donaciones y otras irregularidades administrativas que él niega.

Junto con Leopoldo López, es considerado uno de los políticos más populares de la oposición, aunque algunos lo critican por ser muy moderado.

Capriles, quien también ha sido gobernador del estado Miranda y fue parte de la mesa fundadora del popular partido opositor Primero Justicia, sigue activo en la vida política y mantiene sus aspiraciones presidenciales.

Leopoldo López

López, de 46 años, ha sido partidario de tácticas más frontales para combatir al gobierno socialista.

En 2014 fue apresado por encabezar una ola de protestas nacionales contra Maduro. Un año después fue sentenciado a 15 años de cárcel y enviado a una prisión militar. Actualmente cumple arresto domiciliario.

Su carrera política tomó vuelo cuando se destacó como alcalde del municipio Chacao, uno de los más acomodados de Caracas, donde sirvió por dos períodos entre 2000 y 2008.

Pero el fotogénico líder, educado en Estados Unidos, fue inhabilitado para postularse a la elección de alcalde de Caracas acusado de cargos de corrupción.

El fiscal que presentó los cargos contra López huyó del país y desde el exilio acusó al gobierno de presionarlo para usar falsas evidencias que condenaron al político.

Antonio Ledezma

Antonio Ledezma, un abogado y exalcalde de Caracas de 62 años, escapó en 2017 de su detención domiciliaria y, tras cruzar la frontera con Colombia, llegó a España, donde ha mantenido una intensa actividad en contra del gobierno de Maduro.

El veterano político, calificado de “vampiro” por el gobierno, comenzó su carrera mucho antes que el ahora fallecido presidente Hugo Chávez fuera elegido por primera vez en 1998.

Ledezma fue miembro del partido socialdemócrata Acción Democrática, que dominó la escena política del país buena parte del siglo XX. Luego ayudó a fundar el partido Alianza Bravo Pueblo.

Freddy Guevara

Guevara, de 31 años, es un exlíder estudiantil que llegó a ser vicepresidente del Congreso y un alto dirigente del partido Voluntad Popular, fundado por López.

También fue una de las figuras mas emblemáticas de las protestas callejeras de 2017, cuando con frecuencia se le veía al frente de las manifestaciones junto a jóvenes encapuchados que lanzaban piedras y resistían el embate de los uniformados.

Guevara buscó en noviembre asilo en la embajada de Chile en Caracas alegando temor de ser encarcelado. Aún está allí.

Ramón Muchacho

El exalcalde de Chacao escapó en agosto de 2017 a Miami, luego de ser condenado a 15 meses de prisión por la máxima corte judicial de Venezuela.

El Tribunal Supremo de Justicia alegó que el político, un abogado de 45 años, fracasó en contener en Chacao, un bastión opositor, las masivas protestas del año pasado.

Muchacho es miembro del partido Primero Justicia, de Capriles.

David Smolansky

Smolansky, un periodista de 32 años, y exalcalde de la elegante barriada El Hatillo, fue sentenciado a comienzos de 2017 a 15 meses de prisión. Huyó a través de la frontera con Brasil y se radicó en Washington, donde ha hecho un intenso cabildeo contra Maduro.

El exlíder estudiantil es miembro del opositor partido Voluntad Popular.