China acusa de subversión a célebre abogado de DDHH

Yu Wensheng

Las autoridades chinas han acusado de “incitación a la subversión del poder del Estado” a Yu Wensheng, un destacado abogado de derechos humanos que fue detenido tras publicar una carta criticando al presidente de China, Xi Jinping.

En una notificación escrita, la Policía de Xuzhou (este), informó el pasado sábado a su familia de que el abogado había sido acusado de este grave delito, frecuentemente usado por el régimen comunista contra disidentes, y por el que el activista y bloguero Wu Gan fue condenado a 8 años de prisión el pasado diciembre.

Tras ser detenido, la Policía de Pekín solo había acusado a Yu de “obstrucción de asuntos públicos”, un delito de menor gravedad.

En su notificación, las autoridades señalan que el abogado está bajo “vigilancia residencial en un lugar designado”, sin precisar ningún otro detalle sobre su paradero.

El célebre abogado corre un “grave riesgo de ser torturado”, alertó hoy la organización Chinese Human Rights Defenders (CHRD) en su cuenta oficial de Twitter, donde denunció que Yu no ha tenido acceso a un abogado.

La organización también señaló que el pasado sábado la Policía registró su vivienda en Pekín e interrogó durante 16 horas a su mujer, que también es abogada.

Yu, que ha llevado numerosos casos de disidentes y activistas chinos, fue detenido el pasado 19 de enero de camino al colegio con sus hijos, que contaron después a su madre cómo una docena de agentes se habían llevado a su padre.

La detención se produjo cuatro días después de que le retiraran la licencia para ejercer la abogacía tras publicar una carta en la que criticaba abiertamente a Xi y pedía una reforma del Partido Comunista para lograr una China “con libertad, democracia, derechos humanos y un Estado de derecho”.

Bajo la presidencia de Xi, que llegó al poder en marzo de 2013, las autoridades chinas han detenido y condenado a algunos de los más prominentes abogados chinos de derechos humanos, como Xu Zhiyong, fundador del movimiento “Nuevo Ciudadano”, condenado en 2014 a cuatro años de prisión entre las críticas de la comunidad internacional.

Días después de la detención de Yu, China retiró la licencia a otro célebre abogado de derechos humanos, Sui Muqing, tras acusarle de haber violado la ley cuando intentaba tomar una foto de su cliente el activista Chen Yunfei, condenado a cuatro años de prisión por rendir tributo a dos estudiantes fallecidos en la masacre de Tiananmen.

Según CHRD, el abogado intentaba conseguir pruebas de las torturas que su cliente denuncia estar sufriendo por los guardias de la prisión.

Sui fue uno de los cientos de detenidos o interrogados en 2015 durante una de las mayores olas represivas contra abogados de derechos humanos registradas en el país asiático. EFE