Ronald Portillo: Guerra y politica

thumbnailRonaldPortillo

Puede decirse que existe hoy en dia en Venezuela una guerra , no declarada, entre dos fuerzas politicas?
Mucho se ha escrito sobre los aspectos que de manera predominante entran en juego en una confrontación, sea de orden militar o de orden politico.

Celebre es la frase, quizás la mas provocadora de toda la obra de Clausewitz , uno de los grandes autores que han analizado con exhaustividad la problemática de la guerra, en particular la estrategia:

“La guerra es la continuación de la politica por otros medios”

Esta definición deja en claro el rasgo guerrero presente en la politica. La condición de confrontación con una alteridad es una caracteristica fundamental que se aprecia tanto en la guerra como en la politica. Sin embargo es necesario admitir que existen diversas alteridades y por tanto diferentes confrontaciones politicas.

Una de las posibilidades de confrontación politica está dada cuando el “alter”, el otro, es considerado un adversario politico al que se puede vencer en una contienda electoral. pero no necesariamente aniquilar o hacer desaparecer, usando para ello la fuerza o el poder que se tenga. Es el tipo de confrontación que acontece en el marco de regimenes democráticos, imperantes en la mayoria de paises, diseminados por el mundo entero. Se realiza generalmente en terminos de equidad, justicia y reglas claras de la competencia electoral. Los contendientes que participant en este tipo de confrontación, sea cual fuere la orientación ideológica que sostiene su quehacer politico ( social, religiosa, económica, civil, etc), persiguen un mismo objetivo : el bienestar de la población a la que aspiran dirigir. Aqui triunfa el que mas sepa convencer, el que tenga mayor astucia politica para captar el favor del electorado.

Otro tipo de confrontación que se presenta en el escenario politico es la que se presenta marcada por una acentuado desbalance entre los aspirantes a presidir los destinos de un pais, cuando al menos uno de los aspirantes no exhibe la misma concepción que tienen los otros de la democracia y del Estado de Derecho. En esta disimetría se pueden apreciar objetivos disimiles en alguno de los aspirantes electorales en tanto lo que se persigue en primera instancia es llegar a controlar , o seguir controlando si es el caso, todos los poderes publicos del Estado, anulandoles toda independencia de funcionamiento. Una vez en control de estas instancias el objetivo es eternizarse en el poder, ante la creencia narcisista de que solo él, o ellos, están en capacidad de conducir al pais, aunque la realidad de los hechos de la cotidianidad de la población venga a dar el desmentido mas categórico.
Que hacer cuando un lider y el grupo que lo acompaña se ha entronizado en el poder en Venezuela y ha decidido permanecer allí, sin importarle demasiado el sufrimiento de la mayoría de un pueblo que fué vilmente engañado y que hoy se encuentra sometido y sojuzgado?

En toda confrontacion, de guerra o politica, existen dos tipos o formas de actuar, a veces contrapuestas, a veces cohabitando : la fuerza y la astucia. Son dos formas propias de la estrategia, elaborada prolijamente por el politologo francés Jean-Vincent Holeindre en el libro que lleva por nombre precisamente “La ruse et la force”.

Tomando como uno de los ejemplos de su ilustración la guerra de Troya describe el accionar de la “metis” griega, la inteligencia astuta, llevada a cabo por Ulises poniendo fin a los diez años de esa Guerra con la estratagema del caballo. La que condensa diversos elementos , aplicables no solo en la guerra sino tambien en la politica. La maniobra, la economia de recursos, la rapidez y la sorpresa conforman una serir de acciones que conforman la estrategia propia de la “metis”, de la inteligencia astuta.

Es evidente que el uso de la fuerza, el control que otorga el ejercicio del poder, caracteriza el rasgo principal de las actuaciones del llamado “socialismo del siglo XXI” en Venezuela. Apoyandose en la fuerza que da el poder se llevan por delante toda ley y toda norma, por mas constitucional que sea , haciendo prevalecer el autoritarismo y la imposición para doblegar al adversario , al que se lo considera como un enemigo que no solo hay que vencer sino aniquilar. Sin embargo habria que recordarles que Aquiles, partidario del uso de la fuerza en Troya terminó muriendo al ser alcanzado por una flecha en el talon, su flanco debil, como lo tiene todo el mundo. Ulises en cambio , gracias al ingenio y astucia sobrevivió, regresando a su hogar en Itaca veinte años despues de haber partido (quizas no sea casualidad este numero de años en nuestra situación actual).

Valdria la pena preguntarse si los lideres de la oposición venezolana no necesitaran con urgencia en este momento una buena dosis de “metis”?