Víctor Jiménez Ures: Sobre el electoralismo compulsivo y otros males de la MUD

thumbnailVíctor Jiménez

Nadie ha dicho que la salida de la crisis económica y social de Venezuela no sea electoral, lo que sí debemos dejar bien en claro es que no es exclusivamente electoral, y que sin dudas las hipotéticas elecciones deberían estar acompañadas de una serie garantías mínimas que nos permitan confiar en resultados transparentes que reflejen la verdadera voluntad del pueblo venezolano.

Resulta curioso, cuando no alarmante, que a estas alturas, muy a pesar de que la mayoría de los actores internacionales reconocen de lejos la Crónica de un Fraude Anunciado (y repetido), y avisan desde ya que desconocerán los resultados de los comicios presidenciales programados por la fatua ANC, de este lado tengamos multitud de candidatos presidenciales dispuestos a prestarse a un nuevo fraude, como fue el caso de las Elecciones de gobernadores.

Una vez más estamos bailando al Son que nos toca la dictadura ¡Hasta las validaciones fueron ordenadas por la ANC! La escena sin dudas recuerda a esos bailes forzados a los que Boves sometía al mantuanaje caraqueño en la época de la invasión a Caracas. Henos aquí, forzados a cohabitar para sobrevivir. Y todo ello mientras la masacre del Junquito queda en el olvido, tal y como durante aquellos sombríos años de guerra independentista quedaron rápidamente relegadas las noticias e informes que hablaban de las masacres y tropelías de los negros de Boves.

¡Ante todo necesitamos unidad! Si cada quien va por su cuenta, nunca seremos lo suficientemente fuertes para hacerle frente a esta dictadura perversa que ya nos ha mostrado su entera disposición a usar armas de guerra con quienes disienten. Sin embargo, el momento histórico reclama responsabilidad y seriedad en la direccionalidad política de los próximos días.

Ciertamente, la vocación de los partidos políticos es esencialmente demócrata y se manifiestan a través de las herramientas electorales, no obstante, y nos hemos cansado de repetirlo infinidad de veces, la democracia no se exterioriza exclusivamente a través del sufragio. De hecho, la votación en sí misma no necesariamente entraña Democracia, y al ejemplo cubano nos remitimos. En este sentido, la dictadura viola sistemáticamente todos los Derechos Humanos, la dignidad de las personas, la Libertad genuina de elegir, y la igualdad ante la ley; y del mismo modo, el sistema electoral también resulta esencialmente viciado y a todas luces parcializado.

Así pues, nuestros dirigentes nacionales, antes de sucumbir a la fiebre electorera, deberían actuar con suma responsabilidad, guiados por los principios y valores democráticos que en teoría les guían, y gritar al mundo que en la actualidad las condiciones no están dadas para ir a elecciones presidenciales. ¡Por favor no coman ansias! La antigua Acción Democrática no participó en el fraude electoral del 30 de noviembre de 1952, y sin embargo, al término de la Dictadura fue el partido más poderoso de la llamada democracia puntofijista.

Conceso nacional, dignidad, coherencia, sentido de la estrategia y altruismo ¿Es mucho pedir? Venezuela se está desangrando, nuestra población día a día se reduce pasmosamente entre los fallecidos por el hampa (cuyos resultados semanales ya ni se informan), los que mueren por falta de medicinas y quienes migran por tierra, mar y aire, no en busca de un futuro mejor, sino persiguiendo tres platos diarios de comida. ¡Reaccionen por Dios!

Venezuela necesita líderes coherentes y valientes que levanten sus voces en nombre del pueblo que sufre infinitamente la dolosa desidia de una camarilla decidida a hacer de nuestras minas, tierras y campos petroleros sus fuentes perpetuas de ingreso familiar. Necesitamos líderes con visión estratégica de la situación, que no teman a decir las cosas como son, y que estén dispuestos a sacrificar sus intereses personales a favor del bien común del pueblo.

¿A nadie le ha despertado suspicacia que a estas alturas todavía no hayan llamado a las elecciones de los poderes legislativos de los Estados y Municipios, muy a pesar de que sus periodos están vencidos? ¿No se les ha ocurrido que podrían estar reservándolas para lanzarlas después de consumar el fraude presidencial, con el objeto de ponernos a pelear como perros por las sobras de un sistema moribundo que al final será arrasado por la ANC?

Dios nos ayude dando consuelo al pueblo y entendimiento a nuestros líderes.

Víctor Jiménez Ures
@VAJimenez1