El Tesoro de EEUU anuncia que habrá más sanciones a Rusia por “lista Putin”

Secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el asesor de de Seguridad Nacional H.R. McMaster informan de sanciones a Maduro en la Casa Blanca  Washington, U.S., July 31, 2017. REUTERS/Jonathan Ernst
Secretario del Tesoro Steven Mnuchin y el asesor de de Seguridad Nacional H.R. McMaster informan de sanciones a Maduro en la Casa Blanca Washington, U.S., July 31, 2017. REUTERS/Jonathan Ernst

 

El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, subrayó este martes que se impondrán “sanciones” próximamente a varios de los incluidos en la llamada “lista Putin”, en la que identifica a un centenar de oligarcas rusos que han ganado poder o riqueza gracias al presidente Vladímir Putin, reseñó EFE.

“De ninguna manera debería interpretarse que no vamos a poner sanciones a nadie en esa lista”, dijo Mnuchin al responder a los legisladores que criticaron la falta de contundencia del Gobierno del presidente Donald Trump, después de que el Congreso votara a favor de nuevas sanciones por la presunta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

En una comparecencia ante el comité bancario del Senado, Mnuchin recalcó que “habrá sanciones que surjan de esa lista” y señaló que podrían ocurrir tan pronto como “el próximo mes”, sin ofrecer más detalles al respecto.

El Departamento del Tesoro divulgó en la noche de este lunes un informe que señala a 96 oligarcas y 114 altos funcionarios del Kremlin.

Entre los incluidos, de los que el Departamento del Tesoro asegura que amasaron fortunas superiores a los 1.000 millones de dólares, figuran el magnate petrolero Roman Abramovich, dueño del equipo de fútbol londinense del Chelsea; Oleg Deripaska o Mikhail Prokhorov.

La lista no acarrea sanciones económicas ni diplomáticas para sus integrantes, pero aumenta la presión de Washington sobre Moscú por la presunta injerencia en las elecciones presidenciales de 2016, en un momento en el que las relaciones entre ambas partes se encuentra en su nivel más bajo en décadas.

Por otro lado, Mnuchin afirmó que respalda “absolutamente un dólar fuerte a largo plazo”, al matizar su controvertido comentario en Davos en el que defendió las ventajas de un “dólar débil” y que provocó la caída de la divisa estadounidense.

Agregó, además, que el Gobierno respalda “contundentemente un mercado de divisas libre” en el que no interviene.

Mnuchin trató así de calmar el revuelo generado en el Foro Económico de Davos (Suiza) la pasada semana cuando indicó que “un dólar débil es bueno” para Estados Unidos “en la medida en que tiene que ver con el comercio y oportunidades”.

Sus palabras provocaron la caída de la divisa estadounidense, que llegó a cotizar por encima de los 1,250 dólares por euro, hasta mínimos no visto en los últimos 10 meses, y que hoy se ha recuperado algo, hasta los 1,238 dólares por euro, tras la comparecencia en el Senado.

Mnuchin lamentó que su comentario de Davos fuera “inflado de manera desproporcionada por los medios” y dijo que en ningún modo buscaban reducir el valor del dólar.

No obstante, su frase ha generado malestar en otros grandes bancos centrales, al alertar sobre una posible “guerra de divisas” en un momento de crecientes tensiones internacionales por la agenda de proteccionismo comercial defendido por el presidente Trump.