Iglesias panameñas llaman a formar “frente común” contra el matrimonio gay

2016-04-04T203454Z_1434710202_GF10000371558_RTRMADP_3_PANAMA-TAX

 

La Conferencia Episcopal Panameña y la Alianza Evangélica de Panamá rechazaron este martes la opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) a favor del matrimonio homosexual y llamaron a sus fieles a formar un “frente común” para defender la familia tradicional.

“La familia es uno de los grandes puntos que debe unir a todos los panameños. En los últimos tiempos se nos ha hecho creer que defender a la familia es un acto de discriminación, pero lo cierto es que no somos ni homofóbicos ni discriminadores”, dijo el arzobispo católico panameño José Domingo Ulloa.

El prelado indicó en rueda de prensa que el pronunciamiento de la CorteIDH “no es vinculante” y que el tribunal internacional pretende “imponer” en los países latinoamericanos una “ideología que va en contra de la naturaleza humana”.

La CorteIDH emitió el pasado 9 de enero una opinión consultiva a solicitud de Costa Rica acerca de los derechos de la comunidad LGBTI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transgénero e Intersexuales) en la que dice que los Estados tienen la obligación de garantizar el matrimonio a las parejas del mismo sexo.

“Si uno hace un análisis de la sociedad panameña se dará cuenta de que la sociedad panameña no está pidiendo eso ahora mismo, la sociedad panameña está pidiendo que se atienda el problema de la violencia y de la desigualdad”, indicó por su parte el presidente de la Alianza Evangélica de Panamá, Leovaldo Zurita.

La vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo, dijo hace dos semanas que el pronunciamiento de la CorteIDH podía ayudar al Gobierno a “avanzar en la agenda de equidad y no discriminación” y que iba a compartir el dictamen con los distintos órganos del Estado.

Las declaraciones de la canciller provocaron encendidas reacciones entre los sectores más conservadores del país, que la acusaron de tratar de presionar al Supremo panameño, que tiene que pronunciarse próximamente sobre una demanda presentada en marzo del año pasado por una pareja gay que contrajo matrimonio en Estados Unidos y que busca reconocer su unión en Panamá.

“Hacemos un llamado al pueblo de Dios para que se mantenga vigilante de que las autoridades actúen en beneficio de todos los habitantes y no solo ante la pretensión de un grupo de personas”, pidió el arzobispo Ulloa, quien no descartó convocar marchas a favor de la familia en las próximas semanas.

Actualmente, el matrimonio homosexual es legal en una veintena de países, entre los que se encuentran siete americanos: Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Estados Unidos, México y Uruguay.

El pasado 1 de julio se celebró en Panamá una de las marchas a favor de los derechos del colectivo LGBTI más grandes de los últimos años, que contó además con la participación de la primera dama panameña, Lorena Castillo de Varela, autoridades y diplomáticos, algo inédito en el país.

EFE