El portador del pasaporte venezolano, Jihad Muhammad Qansu, sancionado por EEUU por vínculos con Hezbolá

  Departamento del Tesoro en Washington DC, Estados Unidos.  EFE/Matthew Cavanaugh
Departamento del Tesoro en Washington DC, Estados Unidos. EFE/Matthew Cavanaugh

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ha sancionado este viernes a seis personas y siete entidades en el marco de una serie de amonestaciones dirigidas contra la estructura financiera internacional del partido-milicia libanés Hezbolá.

En la lista ha destacado notablemente un sirio llamado Jihad con múltiples “alias” a quien han relacionado con la empresa “Al Inmaa Engineering and Contracting”, una de las empresas de negocios inmobiliarios más grandes y exitosos del Líbano e Iraq desde los años 90, que sería utilizada por el Hezbolá como un mecanismo de inversión que ha creado un monopolio de la construcción en Beirut y el sur de Líbano.

Jihad Muhammad Qansu, del que no hay imágenes, tiene 51 años de edad (10 de febrero de 1966) y un pasaporte alternativo de ciudadano VENEZOLANO, número 127298342.

Jihad2

Hezbolá es considerado tanto por la Unión Europea ?como Estados Unidos como una organización terrorista

Ciudadanos de Irán y de otros países de Oriente Medio, algunos de ellos vinculados con el Hezbolá, han tratado de ingresar a Canadá portando documentos de Venezuela, país que en los últimos años se ha convertido en un importante trampolín de estos individuos para ingresar a Norteamérica.

Qansu, gerente financiero de Al-Inmaa, trabaja en nombre de la compañía al dirigir pagos y recibir fondos. En este puesto, trabajó con Muhammad Al-Mukhtar Kallas, designado por la OFAC, en las operaciones de Al-Inmaa. La OFAC designó a Kallas el 20 de octubre de 2016 para proporcionar servicios financieros a Adham Tabaja en apoyo de su trabajo para Al-Inmaa.