Cinco hectáreas de vegetación se han incendiado en los últimos 15 días en Táchira

1

 

Las estadísticas del instituto arrojan que desde el 26 de enero hasta el ocho de febrero, el Comando de Incendios Forestales conformado por los Cuerpos de Bomberos municipales, los bomberos forestales, direcciones municipales y agrupaciones voluntarias, atendió 32 eventualidades de las cuales 26 fueron de vegetación mientras que los otros seis se discriminaron entre vehiculares y de estructura.

Nota de Prensa

De acuerdo con sub director, Wilmer Pérez, se consumieron cinco hectáreas de vegetación tipo pastizales en la zona metropolitana de la entidad ocasionados por la quema de desechos sólidos.

“Tan solo en lo que va del mes de febrero hemos atendido 19 incendios de vegetación que el hombre ha provocado al quemar basura, sin medir las consecuencias ni la magnitud de la situación”, dijo.

Entre los hechos con fuego destacó uno en el sector Cuesta del Polen del municipios Guásimos, donde fueron consumidos alrededor de dos hectáreas, mientras que en el sector El Ron del Chorro El Indio, fue necesario sofocar otro incendio donde se quemaron tres mil metros cuadrado de vegetación.

Pérez indicó que para sofocar el fuego en cada situación se ha requerido un promedio de 10 personas y aproximadamente seis horas continuas, dependiendo de la extensión y el acceso a la zona afectada.

Exhortó a no quemar residuos sólidos porque se propagan sin control y en el caso de quienes prendan fuego a vegetación con fines agrícolas, primero deben participar a los órganos competentes como PC Táchira o el Instituto Nacional de Parques, Inparques, para realizar una evaluación previa y asegurarse que cumpla con las medidas mínimas de seguridad.

Por su parte, el coordinador del Comando de Incendios Forestales de Protección Civil Táchira, Alexis Acevedo, destacó que los incendios de estructura se han generado por negligencia de las personas y, en la mayoría de las ocasiones, por conexiones eléctricas que causan recalentamiento de los aparatos que causan cortos circuitos.

Referente a las explosiones por deflagración de gas que han causado incendios de estructura, pidió a las personas contactar a técnicos especializados para realizar las conexiones de cilindros a las cocinas en espacios ventilados.

“Las bombonas no deben dejarse al sol, ya que aumenta la cantidad de gas, se satura la válvula del cilindro y genera una descarga para liberar presión. Se recomienda colocarlas donde haya buena ventilación y que no reciba radiación directa del sol”, agregó Acevedo.

El funcionario destacó que la distancia mínima de conexión entre los cilindros Gas Licuado de Petróleo (GLP) y las cocinas es de cinco metros.

Hasta el momento Protección Civil Táchira no tiene registro de personas lesionadas por quemaduras durante el incendio, sino afectaciones por el humo y los gases tóxicos que emanan los desechos sólidos que causan problemas respiratorios, entre otras enfermedades.