El aluvión de venezolanos y otros focos nuevos de inmigración a España

venezolanos en santander-españa

 

La llegada de inmigrantes a España ha vuelto a los niveles anteriores a la crisis económica. El año 2016 fue el primero con un saldo migratorio positivo desde 2009; y en el primer semestre del año pasado creció esa diferencia entre la llegada de inmigrantes y la salida de emigrantes. Estas son los principales flujos migratorios hacia España que están configurando un nuevo mapa de nacionalidades, publica ABC.

Por Luis Cano
@lcsantacruz

-Venezuela se ha convertido en el principal foco de origen de los nuevos inmigrantes a España, por encima de cualquier país. En el primer semestre de 2017, los últimos datos disponibles del INE, llegaron casi 20.000 venezolanos. En 2016 fueron también la nacionalidad más numerosa, con algo más de 30.000 llegados durante todo el año.

-A diferencia del resto de países habituales de origen de la inmigración a España, Venezuela no había aparecido entre los diez primeros focos hasta 2014. El aluvión es tal que, en el último año, su comunidad ha pasado de los 180.000 a 208.000, superando al número de peruanos y chinos, y ya es la séptima más numerosa en España. Ninguna nacionalidad ha crecido tanto en términos absolutos. La segunda con mayor crecimiento, Colombia, ha aumentado la mitad, 14.000.

-Venezuela es el nuevo foco de mayor crecimiento en términos absolutos, y en términos relativos su porcentaje de crecimiento solo es superado por los países centroamericanos Honduras, Nicaragua y El Salvador. Honduras es otro nuevo gran foco de la inmigración a España. El saldo migratorio en el primer semestre del año pasado (7.600 hondureños) fue el tercero más alto, solo por detrás de Venezuela y Colombia.

-Colombia es el único país de los protagonistas del boom migratorio de finales del siglo XX y principios del XXI que ha recuperado el flujo de inmigración a España. En el primer semestre de 2017 llegaron casi 17.000, solo por detrás de venezolanos y marroquíes.

-Aunque Marruecos siempre se mantiene cada año como uno de los principales países de origen de inmigrantes, la abundante salida de marroquíes de España hace que su saldo migratorio no sea de los más altos. Su crecimiento, no obstante, es sostenido. Son, de hecho, la comunidad extranjera más numerosa: actualmente hay empadronados algo más de 800.000.

-La comunidad marroquí, a diferencia de otras nacionalidades del boom migratorio, ha continuado creciendo durante la crisis. No ocurre así con la rumana o la ecuatoriana, que están dejando España. Los rumanos, que llegaron a ser la población de origen extranjero más numerosa, han pasado en apenas cinco años de 830.000 a poco más de 600.000. Y los ecuatorianos, que rozaron el medio millón, están ahora en los 400.000, bajando cada año.

-Reino Unido, Francia y Alemania siguen siendo, en este orden, los primeros destinos de la emigración de los españoles. La salida se mantiene estable desde la crisis.

-No solo los españoles salen rumbo a Reino Unido. También los británicos. Desde 2013, después de los rumanos, son la nacionalidad que en mayor número está abandonando España.

-Los italianos, por el contrario, son el país comunitario con mayor número de nacionales llegados a España en los últimos años. El saldo migratorio con ellos, positivo desde 2013, está entre los cinco primeros desde entonces. En 2015, de hecho, fue el país donde la diferencia entre inmigrantes y emigrantes arrojó mayor saldo positivo para España. Y, en el primer semestre de 2017, solo fue superado por Venezuela, Colombia y Honduras.

-Italia, no obstante, no es el país de la Unión Europea con la comunidad de mayor tamaño en España. Les superan en número Rumanía, Reino Unido, Francia, Alemania y Bulgaria; pero, a diferencia de todos ellos, es la única que está aumentando.