Moody’s: La caída en la producción de petróleo agravará el estrés del flujo de caja de Venezuela

En la imagen, un proyecto petrolífero en Pengerang, Johor, en una fotografía de archivo de 2015. Los productores de petróleo dentro y fuera de la OPEP comenzaron el jueves en Viena unas negociaciones para extender los recortes a la producción, probablemente en nueve meses, en un esfuerzo por reducir el exceso de oferta global y apuntalar los precios del crudo. REUTERS/Edgar Su/File Photo
/File Photo

La caída de la producción de petróleo ha empujado a la presionada Venezuela a “una fase más profunda de estrés económico”, advierte Moody’s Investors Service.

Debido a la mala administración y la falta de inversión, la producción venezolana está cayendo más rápido que la estabilización del precio del crudo puede compensar financieramente, dice Moody’s en una nota de investigación.

Después de caer a casi un mínimo de 3 décadas en octubre de 2017, la producción de crudo venezolano se redujo aún más a 1.837 millones de barriles por día en noviembre.

Contrario a las predicciones de un rebote por parte del nuevo ministro de Petróleo, Manuel Quevedo, los nuevos datos del gobierno indican otro declive en diciembre.

La producción ahora es de aproximadamente 1.621 millones de b / d, y Moody’s espera que la producción caiga por debajo de los 1,5 millones de barriles por día este año.

“La caída en la producción solo agravará el estrés del flujo de caja”, escribe Moody’s en una nota de investigación. “Si bien los precios del petróleo se han recuperado en los últimos meses, la disminución de la producción de petróleo compensará con creces el posible aumento de las entradas de dólares provenientes de las exportaciones de petróleo.

“Esto tiene implicaciones negativas tanto para la capacidad de amortización de la deuda como para la sombría perspectiva económica de Venezuela”.

Moody’s ve “un ciclo de retroalimentación negativa entre la producción en declive en todos los sectores económicos, acelerando la escasez de divisas y una combinación de políticas económicas definida por controles de precios y descuentos forzados que agravan la escasez de suministros y la hiperinflación”.

La firma de monitoreo de crédito previó que la inflación se modere este año luego de exceder el 1,800% en 2017.

“Sin embargo, las últimas noticias de producción sugieren que la hiperinflación persistirá”, dice la firma. “Ahora esperamos que se acelere a más de 4.000% este año debido a la caída de la capacidad de producción y la actual combinación de políticas”.

 

Nota tomada de Oil & Gas Journal