¿Y los 300 mil pasajeros que espera el gobierno? Pocos pasajeros y autobuses en el terminal La Bandera

Foto Archivo
Foto Archivo

 

“En los carnavales pasados duraba 15 minutos en cargar. Había una gran cantidad de personas que querían viajar, mientras que ahora puedo durar más de una hora para llenar la unidad, si es que la lleno”, dijo Jesús Cordero, chófer de un buscama de Expreso Obelisco en el terminal de La Bandera en Caracas, quien al igual que otros transportistas se enfrentan a dos problemas que afectan sus ingresos. La baja cantidad de pasajeros y el alto costo de los repuestos, reseñó El Universal. 

Este viernes, 9 de enero, Efecto Cocuyo recorrió el terminal principal de Caracas, desde donde salen autobuses a los diferentes estados del centro y occidente de Venezuela, en los que constató que la afluencia de pasajeros con destinos largos (Más allá de Valencia), es menor si se compara con otros años. El área de boletería, las colas de personas queriendo comprar pasajes no superaban las cuarenta personas. Algunas líneas no vendían pasajes.

En la taquilla de Expreso Mérida, una empleada informó que no había pasaje para la ciudad de Mérida hasta el día siguiente, porque la central no envió unidades. “Los pasajeros tienen que venir en la mañana para comprar un pasaje, pero no se les puede garantizar que se venda, porque no siempre mandan autobuses”.

Renny Mora, chofer de Expresos Aerovías, que cubre la ruta Caracas- San Cristóbal, explicó que las líneas que trabajan hacia esa ciudad andina, no tienen suficientes unidades para cubrir la demanda, a pesar de la baja afluencia de viajeros. “Esto en temporadas pasadas estaba más lleno, pero como salían al menos cinco unidades por línea las personas no duraban mucho esperando. Ahora hay mucho menos cantidad de pasajeros, pero como sale un solo autobús se acumulan”.

Para el transportista, al igual que otros choferes y colectores entrevistados, el problema del efectivo es identificado como la causa de la baja demanda de boletos. Para San Cristóbal o Maracaibo, dos de los destinos más solicitados, el pasaje estaba en Bs. 350.000. “Ninguna línea tiene punto de venta, eso hace que las personas elijan no viajar”.

Alto costo de los repuestos

“El 60% de las unidades que cubren las rutas Valencia y Maracay están paradas”, comunicó el directivo de la línea Unión Valencia, Jhonathan Martínez, quien explicó que las tarifas a las que deben cobrar el pasaje son insuficientes para costear los repuestos. “Tan solo un caucho te lo venden a más de Bs. 55.000.000”.

El dirigente gremial enfatizó que por lo menos hacia la ruta que cubren los autobuses asociados a Unión Valencia, la afluencia de personas es relativamente normal, al compararla con otras zafras. “El problema es que no hay unidades”. El precio que cobran por puesto los transportistas hacia Carabobo es Bs. 30.000.

“Llevo cuatro horas esperando para montarme en un bus para Valencia. No veo muchas unidades, deberían habilitar esos buses rojos rojitos para que no lleven”, opinó Marisol Vásquez, quien esperaba viajar para visitar a sus familiares en la capital Carabobeña.

Cabe destacar que el viceministro de Prevención y Seguridad Ciudadana, Alexis Escalona Marrero, informó el pasado viernes que al menos 390 mil pasajeros se movilizarán a través de los terminales de La Bandera y Nuevo Circo, durante las festividades de carnavels.